De las dudas infinitas – Supersubmarina (Mi canción de la semana XXVI)

¡Hola a todos/as!

¿Cómo lleváis la situación? Al menos ya tenemos algo más de libertad. Podemos tener esas cosas gratis que casi siempre valen más que todas esas otras por las que a veces pagamos un montón de dinero. Y es que, ¿qué precio tiene poder darle un abrazo a un familiar o a ese amigo al que hace tanto que no ves? ¿O compartir una comida con alguien a quien quieres? ¿O simplemente compartir un refresco o una cerveza con alguien mientras charláis de la vida? Creo que son cosas a las que nunca hemos dado el valor merecido y solo ahora nos hemos dado cuenta.

Aunque tampoco esta nueva situación es fácil. No sé si a vosotros os sucede, pero yo ahora tengo menos ganas de salir que nunca. Tampoco es que sea yo una persona de estar todo el día fuera de casa, pero siempre había disfrutado del aire libre. Ahora mismo se me hace muy cuesta arriba cosas tan básicas como ir al supermercado o tomar algo en el bar. Quizá es porque me he acostumbrado a la comodidad de estar en casa, donde no tengo que evitar a nadie, llevar mascarilla ni seguir ningún protocolo. Quizá. Pero no me gusta esta sensación. Quiero disfrutar de la calle, espero que la vieja normalidad no tarde en llegar.

Como pienso que la música es una de las cosas que más pueden hacer que todo vuelva a su estado natural, voy a intentar seguir recomendando canciones de manera más regular. Hoy os traigo a uno de mis grupos favoritos. Lleva acompañándome diez años y, desde el principio, supe que lo haría toda la vida. Sus canciones me emocionan y me elevan a partes iguales, me meten el ritmo en el cuerpo de una manera increíble. Hoy pasan por aquí Supersubmarina y su temazo De las dudas infinitas.

1576180410_897421_1576180718_miniatura_normal

Descubrí a Supersubmarina allá por 2011 gracias a la web Rockola fm. Por aquel entonces era de las primeras  (o al menos que yo conociera), que te recomendaba canciones según tu estado de ánimo o artistas que estuvieras escuchando. Recuerdo exactamente qué estaba haciendo y dónde cuando, de pronto, me saltó la canción Kevin McCallister y flipé. Me encantó el ritmazo que llevaba, esa fuerza, la potencia que desprendía la canción. Me puse a dar cabezazos dejándome llevar por la canción y luego a investigar como un loco todas las canciones del grupo. Se convirtió en poco en mi grupo preferido, el más escuchado.

Los llevaba puestos todo el día en los auriculares. Canciones como Supersubmarina, El encuentro, Puta vida o Ana tenían un ritmo brutal y me servían para desahogarme, para dejarme llevar y cantar a plena voz. Me encantaba ponerlos a todo volumen, cerrar los ojos y subirme con ellos, sentirme como en un concierto e impregnarme de su energía.

De las dudas infinitas vino tiempo después, con su segundo disco, que, a mi gusto, supera al primero y es el mejor de su discografía. Tiene letras más oscuras y canciones en general más elaboradas. Creo que dieron un salto de calidad importante, a pesar de que su primer disco ya me encantaba. Esta canción me impresionó creo desde la primera escucha y se convirtió en mi favorita.

Ya desde ese primer punteo inicial te sumerge en un estado onírico, como si estuvieras en un sueño o flotando en cualquier parte, en la más completa oscuridad, solo ante esa persona a la que le quieres decir tantas cosas. Cierras los ojos y relajas la respiración, pero el ritmo del corazón se acelera entonces parece como si le ofrecieras la mano a esa persona y empiezas a hablar, a cantarle todo.

La voz de Jose “el chino”, el cantante, aparece de manera suave, como si fuese un susurro. Lo hace para decirle a esa persona aquello que tantas veces ha dicho pero ella escucha: que siempre estará ahí, que la esperará. Y es que sucede muchas veces, decimos las cosas que sentimos y no nos escuchan o no nos quieren escuchar, el mensaje se pierde en el vacío y solo nos queda esperar a que esa persona abra los ojos y se de cuenta de quién está realmente a su lado.

La batería rompe y la canción sigue. La voz continúa acompañándonos como si fuese una nube a nuestro lado. Habla para recordar que a veces magnificamos el tiempo y lo vemos como algo irrecuperable, pero en realidad debemos ver más allá y darnos cuenta de que unos días, unos meses o incluso algunos años, no son nada en comparación con lo que nos queda por vivir.

Que queda más por vivir que el tiempo que se ha perdido.

foto-supersubmarinaLuego sube y recuerda algo clave que a veces no tenemos en cuenta: no sabemos en qué medida nos puede haber querido esa persona, no sabemos que quizá nunca recibiremos la misma cantidad de amor. Lo hace con esa frase que deja tan tocado qu eriza la piel: “que como yo a veces sueño nadie ha soñado contigo“.

Llega el estribillo y la canción rompe del todo, nos eleva a los cielos y nos hunde a los infiernos, todo al mismo tiempo. Destroza oír que seguirá esperando a esa persona y más destroza recordar que quizá esa historia se esté echando a perder por el miedo. Desgarra saber que quizá todo se está quedando en nada por estar asustada.

Y es que, ¿cuántas cosas nos habremos perdido por no ser capaces de lanzarnos al vacío?

El tema ofrece una pausa y luego sigue a ritmo suave, hablando de que seguirá al lado de esa persona pase lo que pase, cuando se sienta sola. No la quiere perder pero, sobre todo, no quiere sentirse perdido sin ella. A veces, ponemos tanto el rumbo junto a esa persona que, al final, la necesitamos como faro. Al final acaba siendo una isla y nosotros míseros náufragos que buscamos salvación.

Luego va subiendo para volver al puente y al estribillo y se convierte en infinita, en una canción que eriza la piel y te deja hundido y en volandas al mismo tiempo, que te hace pensar en esa historia que por circunstancias no ha sido y no sabes si será. El tema termina en un subidón final que destroza cual puñalada en el pecho pero que da un mensaje esperanzador, ese de que la luna no se apaga y su luz siempre nos guarda.

Tal vez haya que pensar en eso: a veces creemos que una historia tiene punto final pero solo es una pausa indefinida al acecho de que alguna de las dos partes se decida.

Me he desfogado a base de bien, pero pienso que esta canción tiene mucho jugo y lo merece. Adoro cómo provoca esa sensación de duelo pero esperanza a la vez, ese ascenso a los cielos y derrota en los infiernos. Me encantan ese tipo de temas.

De Supersubmarina os podría recomendar mil canciones, no en vano es uno de missupersubmarina-2016-04 grupos favoritos. Aparte de las que ya he mencionado más arriba, os divido las recomendaciones en dos grupos: por un lado, un tipo de canciones más enérgicas y bailables, de esas de cantar a plena voz como Cientocero, Canción de guerra, Santacruz, Hermética o Viento de cara; y por otro lado, canciones algo más tranquilas pero que tienen un aire soñador y de melancolía como esta, canciones como LN Granada o Para dormir cuando no estés.

Si os digo la verdad, el último disco me decepcionó un poco porque me faltaba algo de energía y garra, además de esa melancolía que les caracteriza, aunque me seguía gustando igual. Deseo y espero que se recuperen pronto del accidente que tuvieron hace unos años y puedan seguir con su carrera, ofreciéndonos canciones tan brutales como a las que nos tienen acostumbrados.

Además, tengo muchísimas ganas de verlos en directo de nuevo. Lo hice en 2012, con pase VIP para conocerles incluido, y me encantó. Me parecieron brutales y dejaron sobre el escenario una energía enorme. Fue sin duda uno de los mejores conciertos a los que he ido.

Y sin más os dejo. Espero que poco a poco estéis recuperando la normalidad, aunque no se le parezca a lo que teníamos antes. Pero bueno seguiremos escuchando y disfrutando de la música igualmente.

Ya sabéis que tenéis en Sotify una lista con todas estas canciones, aquí os la dejo. Además, os dejo también aquí un enlace a la lista Spotify que estoy haciendo con las canciones que voy recomendando en Twitter.

¡A seguir escuchando mucha y buena música!


Supersubmarina es una banda española de indie rock originaria de Baeza (Jaén). Está formada por José Chino (voz y guitarra), Jaime (guitarra solista), Pope (bajo) y Juanca (batería y percusión).

La idea de formar un grupo surgió en el 2005, cuando empezaron a tocar simplemente por diversión y en unas condiciones muy precarias. Uno de esos días que quedaron para tocar, introdujeron un arreglo a un tema que imitaba el sonido del mar, y de ahí salió el nombre original del conjunto.

No es hasta 2008 cuando empezaron a darle forma a “Cientocero“, su primer EP, que desde el 16 de diciembre se encontraba a la venta en formato digital. Está formado por cuatro canciones compuestas por ellos mismos. Cantan sobre los problemas cotidianos o las relaciones personales, pero lo hacen con un lenguaje propio y un estilo muy original. Tras este trabajo salió a la luz en 2009 un nuevo EP de título homónimo a ellos, “Supersubmarina“. En él publican otras cuatro canciones, algunas de las cuales aparecerán en su álbum debut.

A principios de 2010, Supersubmarina firmó por la compañía discográfica Sony Music para lanzar su primer disco. De título ‘Electroviral‘, recoge un compendio de 13 canciones, algunas de las cuales aparecieron en sus anteriores EP.

En mayo de 2011 se publica Realimentación, de nuevo bajo la firma Sony, lo que supone el tercer EP de la banda, conteniendo tan solo cuatro pistas a modo de extensión del LP Electroviral, ya que se mantiene el estilo enérgico de las canciones y constituye un paso más para que la banda se reafirme en el panorama musical español.

En las navidades de 2011 el grupo se dedica a maquetar los temas del que será su próximo disco “Santacruz”, que se publica el 22 de mayo de 2012, entrando al número 3 de ventas de los disco más vendidos en España. Se presentó en directo por todo el territorio español.

A principios de 2014, el grupo adelantó que se encontraba en el estudio grabando lo que sería su tercer LP. Ya el 23 de junio del mismo año, el grupo lanzó el primer sencillo del nuevo trabajo, Hasta que sangren. Además, revelaron que el título del nuevo trabajo sería Viento de cara.

Vía Wikipedia



LETRA

Vengo a decirte lo mismo / que tantas veces te he dicho / eso que poco me cuesta / y que tú nunca has oído / Pequeña de las dudas infinitas / aquí estaré esperando mientras viva.

Vengo a decirte que el tiempo / que ya llevamos perdido / es sólo un tiempo pequeño / en el cielo del olvido.

Que todo el daño que tengo / de lo que ya hemos sufrido / que no quise vivir de algo / para que hayas aprendido.

Porque como yo a veces sueño / nadie ha soñado contigo / que como te echo de menos / no hay en el mundo un castigo.

Pequeña de las dudas infinitas / aquí estaré esperando mientras viva / No dejes que todo esto quede en nada porque ahora estés asustada.

Vengo a decir que lo siento / aunque no tenga un motivo / para que cuando estés sola / sepas que a tu lado sigo.

Para que sientas que tienes / siempre a tu lado un amigo / Porque no quiero perderte / no quiero ser yo el perdido.

Porque como yo a veces sueño / nadie ha soñado contigo / que como te echo de menos / no hay en el mundo un castigo.

Pequeña de las dudas infinitas / aquí estaré esperando mientras viva / No dejes que todo esto quede en nada / porque ahora estés asustada.

Tranquila que la luna no se apaga / que su luz siempre nos guarda.

Vía musica.com

 

Million Reasons – Lady Gaga (Mi canción de la semana XXV)

¡Hola a todos/as! ¿Cómo lleváis el encierro? Supongo que para muchos son días complicados, estamos acostumbrados a hacer determinadas cosas con total libertad y es duro que no las quiten. Al menos creo que esto servirá para valorar las pequeñas cosas: beberte ese refresco o cerveza con los amigos en la terraza de un bar, salir a pasear al monte o asistir al concierto de tu grupo favorito. Creo que cuando todo vuelva a la normalidad, porque yo espero que volvamos a lo de antes, valoraremos más esos pequeños aspectos de la vida.

Creo que la cultura, en estos tiempos, se ha convertido en algo más importante de lo que ya era. Ver una película, leer un buen libro o escuchar una canción hacen que huyamos de toda esta situación por unos instantes y que disfrutemos. Ya sabéis que yo siempre os animo a que escuchéis música y descubráis canciones y grupos nuevos, pero ahora lo quiero hacer más que nunca.

La canción que os traigo hoy probablemente ya la conozcais, esta artista es una de las más importantes del mundo y sus temas suenan en todas partes. Pero creo que esta es su mejor canción y una de las más bonitas que he escuchado nunca, y no por ser conocida debo dejar de analizarla. Hoy os traigo un temazo que te llega al corazón y te rompe el alma, hoy suenan en este blog Lady Gaga y su canción Million Reasons. lmmarco49027779-gente-lady-gaga-instagram200216133951-1581856936460

No suelo escuchar a Lady Gaga, los temas que suele cantar, más dance o electrónicos, no son de un estilo de música que a mí me guste o que escuche por gusto, sino que casi siempre me la he encontrado por la radio o incluso en las discotecas. Pero debo reconocer que es una artistaza como la copa de un pino y que su voz es de las más poderosas del mundo.

Creo que incluso se la infravalora, quizá por relacionarse con este tipo de música o por alguna de sus extravagancias (véase cuando llevó un vestido hecho de carne). Pienso que la gente la ha tachado como una de tantas artistas que solo busca llamar la atención y no se ha centrado en su voz, en algunas de sus creaciones que son realmente complejas.

Como digo, a mí no me gusta la música electrónica o dance, así que no fue hasta que escuché canciones como este Million Reasons o incluso vi su actuación en Ha nacido una estrella, cuando la valoré como es debido.

Esta canción pone los pelos de punta desde el primer instante, desde que esas primeras notas de piano y guitarra te introducen en ella. Ya veis qué poco hace falta para ambientarte y desear cerrar los ojos para dejarte llevarte llevar. Luego la voz de Gaga entra poderosa y ya te envuelve del todo, va creciendo junto a la música y sientes cómo se va haciendo grande hasta el estribillo.

De momento aún hay calma, aún la canción es tranquila y te acompaña como si estuvieras en una nube que te va meciendo a su compás. Te cuenta poco a poco que alguien le está dando un millón de razones para que lo abandone, para dejarlo. Pero ella intenta aferrarse a algo, solo necesita un pequeño respiro, un pequeño refugio al que agarrarse para continuar. Pero no hay nada, solo razones para dejarlladygaga-gettyimages-634608864-1586277253o.

¿No os ha pasado nunca? Que haya una balanza enorme en la que caben un millón de razones que te llevan a abandonarlo todo pero tu te quieres quedar, quizá pensando en todo lo que fuisteis o en todo lo que querríais ser. Tal vez incluso porque lo idealizaste todo demasiado y, a pesar de que sabes que duele, solo te quedas con ese ideal que te hiciste.

El tema se toma un pequeño respiro después del primer estribillo y luego sigue creciendo, haciéndose más grande. La cantante nos cuenta que no deja de pensar en ello, que se mantiene en vilo, atenta a todo lo que pasa, como si hubiera dejado de respirar por unos instantes y su cuerpo estuviese esperando la orden para volver a hacerlo. Lo hace porque le dan rabia ese millón de razón, ese aluvión de motivos que le piden abandonar, que le llevan a parar y bajarse del mundo, dejar a esa persona con la que ha compartido tanto. Lo hace porque ya ni siquiera cree lo que le dice, ya no sabe si hay verdad en sus palabras, solo ve ese millón de razones por las que parar.

Pero no es fácil, ¿verdad? Por muchos motivos que te dé, por muchas razones que haya, siempre es complicado dejar a alguien con quien has compartido vida y alientos, alguien que te ha dado momentos felices y recuerdos imborrables, alguien que ha formado parte de ti.

La canción llega de nuevo al estribillo y Gaga intenta ver algo bueno incluso en aquellas cosas malas, intenta ver más allá e incluso ruega que le dé algún motivo por el que quedarse, se pregunta incluso por qué demonios no puede hacerle, por qué no puede mostrarle algo bueno.

15314Entonces rompe ya del todo y la canción se hace enorme. Cierro los ojos mientras música y voz se unen y se hacen grandiosas. Canto con ella a plena voz y desgarro mi alma a su compás, dejando que cada una de las notas se meta en mi pecho y llegue a lo más hondo. Me imagino a Gaga en un abismo desde el que canta angustiada, en el que pide desesperada que le dé alguna puñetera razón para quedarse. Un abismo desde el que grita que tiene un millón de razones para marcharse, pero solo necesita algo de esperanza, algo a lo que agarrarse.

Y es que a veces solo necesitamos eso para ser felices: un poquito de esperanza, un poquito de fe en la persona a la que queremos, a pesar de que haya un millón de razones que nos hagan querer abandonar.

Voy a intentar recomendar aquellas canciones que se alejan un poco de las típicas por las que se conoce a esta maravillosa mujer, ya que, como digo, creo que la gente solo se ha quedado con una imagen de ella y, día a día, nos demuestra lo polifacética y gran artista que es en muchísimos otros aspectos.

Desde luego os voy a recomendar Shallow, la principal canción de la película Ha nacido una estrella, film que también os recomiendo. Además, también sería genial que le echarais un vistazo a temas como Always remember us this way, Diamond Heart o Joanne, canciones donde se refleja con más claridad la potencia vocal de esta cantante, lo artista que es.

Además, os recomiendo ver en Netflix  Gaga: five foot two, un documental interesantísimo sobre su trabajo y en el que que se puede ver a la perfección lo enorme y profesional que es.

Y nada más, con esto os dejo. Espero que paséis estos días de la mejor manera posible y que no os preocupéis por no ser todo el rato productivos o por sentiros mal en ciertos instantes. Son muchos días encerrados ya y no es fácil estar bien todo el tiempo. Esperemos que todo acabe cuanto antes y al menos nos pueda dar un poco el aire.

Yo, mientras tanto, por si os aburrís, os dejo por aquí el enlace para comprar mi novela, tanto en físico como en digital.

Además, os dejo también aquí un enlace a la lista Spotify que estoy haciendo con las canciones que voy recomendando en Twitter. Y es que, al final, pase lo que pase, una de las cosas más importantes, como he dicho antes, es seguir escuchando música, porque nos ayuda hasta en los momentos más difíciles.

¡A seguir escuchando mucha y buena música!


Stefani Joanne Angelina Germanotta (Nueva York, 28 de marzo de 1986), más conocida por su nombre artístico Lady Gaga, es una cantante, compositora, productora, bailarina, actriz, activista y diseñadora de moda estadounidense. Nacida y criada en la ciudad de Nueva York, estudió en la escuela Convent of the Sacred Heart y asistió por un tiempo breve a la Tisch School of the Arts, perteneciente a la Universidad de Nueva York, hasta que abandonó sus estudios para enfocarse en su carrera musical. Fue así como irrumpió en la escena del rock en el Lower East Side de Manhattan y firmó un contrato con Streamline Records hacia fines de 2007. En la época en que trabajaba como compositora para dicha discográfica, su voz llamó la atención del artista Akon, quien la hizo firmar un contrato con Kon Live Distribution.

Gaga adquirió fama como artista tras el lanzamiento de su álbum debut, The Fame (2008), que incluye los sencillos «Just Dance», «Poker Face», «LoveGame» y «Paparazzi». Tras comenzar su gira The Fame Ball Tour, lanzó el EP The Fame Monster (2009), que contiene las canciones «Bad Romance», «Telephone» y «Alejandro». Su siguiente álbum, Born This Way (2011), llegó al primer lugar de varias listas de ventas y contiene sencillos como «Born This Way», «Judas», «The Edge of Glory» y «Yoü and I».​ Tras una lesión en la cadera que la forzó a cancelar la gira, la artista se tomó un descanso y posteriormente lanzó su tercer álbum de estudio, Artpop (2013), que se convirtió en su segundo álbum número uno en Estados Unidos y contiene las canciones «Applause» y «Do What U Want». Su cuarto álbum de estudio fue Cheek to Cheek (2014), un álbum de jazz en colaboración con Tony Bennett que se convirtió en su tercer álbum número uno en Estados Unidos.

 Meses más tarde, publicó su quinto álbum de estudio, Joanne (2016), que incluye el tema «Million Reasons». En 2018, Gaga debutó en el cine en la película A Star Is Born, la cual fue un éxito en crítica y taquilla.

Vía Wikipedia



You’re giving me a million reasons to let you go / You’re giving me a million reasons to quit the show / You’re giving me a million reasons / Give me a million reasons / Giving me a million reasons / About a million reasons

If I had a highway, I would run for the hills / If you could find a driveway / I’d forever be still / But you’re giving me a million reasons / Give me a million reasons / Giving me a million reasons / About a million reasons

I bow down to pray / I try to make the worst seem better / Lord, show me the way / To cut through all his worn out leather / I’ve got a hundred million reasons to walk away / But baby, I just need one good one to stay

Head stuck in a cycle / I look off and I stare / It’s like that I’ve stopped breathing / But completely aware / Because you’re giving me a million reasons / Give me a million reasons / Giving me a million reasons / About a million reasons

And if you say something that you might even mean / It’s hard to even fathom which parts I should believe / Because you’re giving me a million reasons / Give me a million reasons / Giving me a million reasons / About a million reasons

I bow down to pray / I try to make the worst seem better / Lord, show me the way / To cut through all his worn out leather / I’ve got a hundred million reasons to walk away / But baby, I just need one good one to stay

Oh, baby I’m bleeding, bleeding / Stay, hey /Can’t you give me what I’m needing, needing? / Every heartbreak makes it hard to keep the faith / But baby, I just need one good one / Good one, good one, good one, good one, good one

When I bow down to pray / I try to make the worst seem better / Lord, show me the way / To cut through all his worn out leather / I’ve got a hundred million reasons to walk away / But baby, I just need one good one, good one / Tell me that you’ll be the good one, good one / Baby, I just need one good one to stay

TRADUCCIÓN

Me estás dando un millón de razones para dejarte ir / Me estás dando un millón de razones para abandonar el show / Me estás dando un millón de razones / Me das un millón de razones / Me estás dando un millón de razones / cerca de un millón de razones.

Si tuviera una autopista, correría a buscar refugio / Si pudieras encontrar un acceso / me quedaría parada para siempre / Pero me estás dando un millón de razones / Me das un millón de razones / Me estás dando un millón de razones / cerca de un millón de razones.

Yo me inclino para rezar / intento hacer que lo peor parezca mejor / Señor, muéstrame la manera / de rasgar y atravesar todo su desgastado cuero / Tengo un millón de razones para marcharme / pero cariño, solo necesito una buena (razón) para quedarme.

La cabeza atrapada en un bucle / miro a lo lejos y observo / es como si hubiera dejado de respirar / pero de forma totalmente consciente / Porque me estás dando un millón de razones / Me das un millón de razones / Me estás dando un millón de razones,
cerca de un millón de razones.

Y si dices algo que puede que incluso sientas de verdad / es difícil desentrañar qué partes debería creer / Porque me estás dando un millón de razones / Me das un millón de razones / Me estás dando un millón de razones / cerca de un millón de razones.

Yo me inclino para rezar / intento hacer que lo peor parezca mejor / Señor, muéstrame la manera / de rasgar y atravesar todo su desgastado cuero / Tengo un millón de razones para marcharme / pero cariño, solo necesito una buena para quedarme.

Oh, cariño, estoy sangrando, sangrando / Quédate, eh / ¿No puedes darme lo que necesito, necesito? / Cada desengaño hace que sea difícil mantener la fe / pero cielo, solo necesito una buena / una buena, una buena, una buena, una buena.

Cuando me inclino para rezar / intento hacer que lo peor parezca mejor / Señor, muéstrame la manera / de rasgar y atravesar todo su desgastado cuero / Tengo un millón de razones para marcharme / pero cariño, solo necesito una buena, una buena / Dime que tú serás el bueno, el bueno / Cariño, solo necesito una buena para quedarme.

Letras vía letraseningles.es

 

 

 

A la sombra de la sierra – La Raíz (Mi canción de la semana XIX)

¡Hola a todos/as! Con la tontería ya estamos en diciembre. Huele a chimenea, a fuego encendido, a polvorones en la mesa y castañas asadas. Empiezan a brillar las luces y los primeros árboles se empiezan a vislumbrar. Curiosa la nostalgia de este mes en el que parece que siempre apetezca echarse una manta por encima, cerrar los ojos y recordar.

Y eso he hecho yo. El pasado 18 de noviembre creo que se cerró un círculo. Yo soy de un pequeño pueblo de la provincia de Alicante llamado Beniarbeig, en la comarca de la Marina Alta, y lo cierto es que me toca sacar un poco de pecho. Creo que vivo en una de las zonas más vivas, musicalmente hablando, de la Comunidad Valenciana. Hablar de la Marina Alta es hablar de música, de conciertos, de grupos que emergen y otros tantos que saben que tocar aquí es sinónimo de éxito, que tocar aquí les puede dar reconocimiento y encumbrarlos.

Recuerdo veranos en los que llegábamos a ver dos o tres veces al mismo grupo, recuerdo cantar canciones que hablaban de lucha y que nos reconciliaban con nuestra tierra, pero también otras tantas que hablaban de esa persona y que nos hacían volar. Recuerdo mil pogos en los que nos dejábamos llevar, saltábamos y bailábamos sin acercarnos siquiera al concepto erróneo de pogo que tienen algunos/as.

He tenido la oportunidad de pasarme los últimos 10 años de concierto en concierto de mis grupos favoritos de la zona tanto de la Comunidad Valenciana como de Cataluña. He visto crecer y encumbrarse a grupos como Obrint Pas, La Gossa Sorda, Aspencat, La Raíz, Zoo, Smoking Souls, Txarango, Els Catarres u Orxata Sound System, pero, sobre todo, los que más he disfrutado y de los que más recuerdos tengo son de los cuatro primeros.

Y si me pongo a repasarlos es cuando empieza la nostalgia, pues ya no queda ninguno en activo.

Obrint pas se despedía de los escenarios el 31 de diciembre de 2014 en el festivalmaxresdefault Festivern, en Tavernes de la Valldigna, La Gossa Sorda hacía lo mismo el 18 de junio del 2016 en su Pego natal, Aspencat lo hacía el 21 de octubre del 2017 en Barcelona y, como decía, el pasado 18 de noviembre se cerraba mi particular círculo con la despedida de La Raíz en Valencia.

Empieza la nostalgia porque asocio una etapa importante de mi vida a escuchar a todos estos grupos, a asistir a sus conciertos, a esa etapa en la que las noches de verano son eternas y apenas hay responsabilidades, en la que vives todo al máximo sin importar nada, y cantas, y bailas, y te dejas llevar y la vida son pequeños instantes, cuatro amigos cantando con el puño al aire, cervezas de lata, cena de cualquier bar y pogos donde no importan cuántos moratones pueden aparecer. Una etapa de vida en la que no piensas un solo momento en el futuro, sino en disfrutar cada segundo.

Los grupos se han ido marchando y ahora todo parece distinto. Ya no nos metemos en pogos porque nos decimos a nosotros mismos que somos demasiado viejos para esas mierdas. Nos podemos ir a todos los conciertos por tener responsabilidades. Nos hacemos adultos y con ello las obligaciones propias de la edad, algunos ya cambian pañales y otros tantos empiezan a pensar en campanas.

Constantemente hago un viaje en el tiempo lleno de misticismo y belleza pero a la vez doloroso por las etapas que se van quemando, por aquellos tiempos que sé que no volverán. Nos hacemos mayores y, en cierto modo, es algo a lo que temo, a lo que creo que tememos todos si se mira solo desde una perspectiva.

Pero, al fin y al cabo, sé perfectamente que son etapas que deben ser quemadas, pues es demasiado tóxico quedarse atrapado en un viaje hacia el pasado, que lo bonito de la vida es, al fin y al cabo, avanzar y seguir descubriendo y autodescubriéndose a uno mismo, quemar etapas y empezar otras nuevas, renovarse y tener la constante esperanza de que cualquier tiempo futuro será mejor.

Por tanto, el hecho de que sea nostálgico hacia un tiempo pasado no quiere decir que sea infeliz hacia el tiempo presente. Creo que, aunque corra peligro de caer atrapado en el pasado, se puede convivir perfectamente en ambas posiciones y creo que eso hace mirar la vida con otra luz, pues miras la vida hacia el futuro sabiendo que en el pasado hiciste muchas cosas bien y lo pasaste muy bien.

Bueno, como veis, no he hablado de A la sombra de la sierra en si, ni de La raíz, sino queLa-Raíz-concierto-fueros-Vitoria-4-de-agosto-2 lo quería utilizar como excusa para hablar de lo que significa la nostalgia para mí y de ese círculo de vida que se ha cerrado o que poco a poco se está cerrando. Pero no quiero desaprovechar este espacio para promocionar un grupazo como este.

Si repasamos la discografía de La Raíz, encontramos inumerables himnos. Para mí alcanzaron la perfección justo en su último disco, Entre poetas y presos, un álbum redondo en el que abandonaron los ritmos más reggae y de calle para envolverse en canciones más “convencionales”, pero con más sentido, bajo mi opinión, destacando, sobre todo, temas como Nos volveremos a ver, El circo de la pena, La hoguera de los continentes o la que da nombre al disco, Entre poetas y presos. Pero no puedo dejar de mencionar otras canciones que han ido construyendo la verdadera esencia de La Raíz, temas con lo que he saltado y bailado hasta quedarme rendido como El lado de los rebeldes, Obediencia ciega, La voz del pueblo, Jilgueros, Borracha y callejera, o Suya mi guerra, canciones con las que, además de disfrutar cantando y bailando, poder crear cierta conciencia social, un sentimiento de lucha en el mundo tan complicado en el que vivimos, lo cual considero muy importante en cierta etapa de la vida en la que tomas conciencia de todo las injusticias y problemas que existen alrededor.

Y es que este tipo de canciones no incentivan a quemar contenedores, como dicen algunos medio en broma medio en serio, sino para darnos cuenta de que el mundo no es tan perfecto como nos cuentan y podemos y debemos ser miembros activos del cambio. Sé que muchos/as tienen cierto rechazo hacia este tipo de grupos o de canciones pero al final la música son emociones y no podemos privarnos de algo por un concepto que puede ser o no erróneo, sino que debemos indagar, descubrir y formar nosotros mismos nuestro propio concepto sobre la música, no dejarnos llevar por lo que algo aparenta ser sino por lo que uno/a descubre que es.

Y con esto os dejo. Espero que esto os sirva para que realicéis vuestro propio viaje al pasado y al mismo tiempo dicho viaje os sirva para avanzar, daros cuenta de que quemar etapas no nos deja atrapados sino que nos hace crecer. Solo me queda desearos una feliz semana.

¡A seguir escuchando mucha y buena música! 🙂


La Raíz, como la conocemos actualmente, nace en 2006 en Gandía (Valencia). En los últimos 12 años han publicado 4 discos de estudio, 2 singles y su último trabajo, un DVD grabado en directo en el Palacio de Vistalegre (Madrid) frente a más de 10.000 personas. La Raíz recorre los escenarios nacionales e internacionales a través del rock, el ska y el hip hop. Una energía brutal en escena es su sello. Su lema: Guerra al silencio.

Tienen un total de 5 discos: Guerra al silencio (2009), El lado de los rebeldes (2011), Así en el cielo como en la selva (2013), Entre poetas y presos (2016) y el disco del directo de Vistalegre: Nos volveremos a ver (2017).

Vía La raíz


Letra:

Si te encuentro gritaré a viva voz / que prefiero verte que ganar la guerra
Levántate, mi corazón / te escondiste a la sombra de la sierra

Que se apague la luz de ese faro / que me apunta y me hace sentir raro / esa ciudad está infestada de ratas / Que se aparten las gentes enormes / con uniforme de antiguo soldado / Veo piratas que visten corbata.

Veo maletas como de equipaje que esconden dinero / y a esas gentes de traje, los llaman banqueros /  Veo una vida podrida que tú no elegiste / Veo a los niños callados y tristes / pero a ti no te veo

Si te encuentro gritaré a viva voz / que prefiero verte que ganar la guerra / Levántate, mi corazón / te escondiste a la sombra de la sierra.

Veo un circo lleno de payasos / que no hacen malabares y con las botellas, solo llenan vasos / Veo caballos que son de hojalata / veo cadenas que atan las patas de un mundo,
que no se desata.

Hoy hace noche mi barco en tu puerto / pero prefiero flotar, a caminar como un muerto /
Lanzo mis besos al aire, para que esquiven el baile de cuerpos de una sociedad / en la que no te encuentro.

Si te encuentro gritaré a viva voz / que prefiero verte que ganar la guerra / Levántate, mi corazón / te escondiste a la sombra de la sierra.

Acércate, que hoy te quiero sentir hoy te quiero decir / que todo lo que me ofrece la vida sin ti, es condena / Acércate, que hoy te quiero sentir hoy te quiero decir / que todo lo que me ofrece la vida sin ti, es condena.

Levántate, salvaje / como una planta que nace, a la sombra de la sierra / Levántate, salvaje / como una planta que nace, a la sombra de la sierra / Levántate a la sombra de la sierra / Levántate a la sombra de la sierra / Mi corazón dónde te metiste? / A la sombra de la sierra / Mi corazón, se que te escondiste / a la sombra de la sierra.

Allí donde solíamos gritar – Love of lesbian (Mi canción de la semana XVIII)

¡Hola a todos/as! Empieza a atardecer este 2018 y tengo la sensación de que ha avanzado a una velocidad endiablada. Parece que hace un momento estaba brindando con champán por el nuevo año, hace otro instante disfrutando de los rayos de Sol y del verano eterno de las fiestas de pueblo y que mañana mismo será 2019. Creo que no me viene bien que esto vaya tan rápido.

Estas semanas he estado más metido en lo musical que en lo literario. Últimamente las palabras me salen mejor en forma de canción y eso hago, me encanta coger la guitarra y contar historias. Creo que, al fin y al cabo, la música es literatura, un buen modo de dar rienda suelta a la creatividad y las palabras, aunque algunos se empeñen en llamarle música a cualquier cosa y no vivamos buenos tiempos. Yo seguiré aportando mi granito de arena intentando crear letras que emocionen e intentando traer aquí las letras que me emocionan a mí, como lo hago hoy.

Hoy os traigo un grupo, una canción que, a decir verdad, no sé por qué no ha estado aquí antes. Un grupo que es melancolía y tristeza, pero también éxtasis y diversión, es calma y delirio, cerrar los ojos y saltar bailando. Hoy os traigo a Love of Lesbian y su temazo Allí donde solíamos gritar.

Podría decir que Love of lesbian es mi grupo favorito, tal vez compartiendo podio con Vetusta Morla y Supersubmarina, pero no recuerdo exactamente cuándo los descubrí. Sé que en 2009, mientras estudiaba filología en Alicante, ya escuché hablar de ellos por algún concierto que dieron por la zona pero creo que no fue hasta 2010 o incluso 2011 cuando empecé a escucharlos con regularidad, probablemente en una web llamada Rockola fm, la misma en la que descubrí a Supersubmarina y la cual fue un nuevo universo para mí en cuanto a la música alternativa se refiere.

La voz de Santi Balmes no es fácil, cabe decirlo, no es la voz perfecta, esa que te dejalove-lesbian-almeria-kLNE-U601211649038LqG-624x385@Ideal aniquilado por afinar bien todas las notas. No, podríamos decir que es la voz perfecta para que ningún productor te quiera grabar un disco, la antivoz. Es grave pero no llega a bonita, parece que en cualquier momento se vaya a asfixiar y no vaya a poder pronunciar la siguiente frase, diría incluso que es demasiado lineal. Sin embargo tiene algo, no sabría decir muy bien qué, puede ser desgarro, tristeza o un atisbo de soledad, quizá es tan normal que eres tú mismo cantando y sintiendo la historia que cuenta, tal vez eso es lo importante: saber contar la historia, no cómo es la voz que la cuenta.

A pesar de ello, Love of lesbian no sería nada sin Santi Balmes, pues su voz, su modo de contar las historias, su magia, es lo que los hace indistinguibles, únicos.

Allí donde solíamos gritar es melancolía en estado puro, es romperse, es esconder la cabeza entre las piernas, cerrar los ojos y volver hacia atrás, en silencio, en calma, dejando que los flashes de imágenes discurran en tu cabeza. Esta canción habla del recuerdo, de cómo el pasado, esa persona que nos ha marcado tanto, siempre vuelve, de cómo las pequeñas huellas, los enormes edificios que construisteis aún quedan intactos en el tiempo, como humo que se resiste a irse y es apenas visible.

Allí donde solíamos gritar es esa persona que has perdido, ese monstruo que te reconcome la cabeza y no te deja en paz, que aparece cual fantasma y te acecha en la 1334333149_0noche , esa historia que parece que nunca has cerrado y siempre vuelve para observarte, para hablarte en susurros de todo lo que vivisteis, de todo lo que sucedió, de todas vuestras desventuras, de las miradas y silencios, de las medias sonrisas.

Un viaje en el tiempo tan doloroso, tan traumático como bello, pues en la melancolía también hay belleza, aquella que se nutre de los momentos más simples, aquellos más felices, ese grabar unas iniciales pensando que la historia de sus dueños durará tanto como la madera, sin saber que puede que el final esté cerca.

Por eso son felices, porque nunca se sabe que el final está cerca.

Y el grito no es más que su historia, el grito es toda la mierda que llevan dentro, los demonios que ríen y se divierten al ver dolor, los finales, los silencios de despedida, el mirarse y no ver a nadie, la caída, el impacto contra el suelo, la muerte.

El grito es intentar liberarte de todas esas cadenas, de las cuerdas que a cada uno ata la vida.

Aunque, como dice la canción, el grito siempre vuelve y con nosotros morirá, pues aquellos recuerdos que nos hacen grandes siempre permanecen con nosotros, por mucho que los odiemos, por mucho que los gritemos, por mucho que los arrojemos al vacío en el más agudo de los aullidos. Siempre volvemos allí, a esas personas, a esas historias, a esos lugares donde fuimos felices.

Puedo destacar tantas cosas de la discografía de Love of lesbian. Esta canción se incluyeb234a8c4b83e94e7922d1a44507f6235.1000x998x1 dentro del álbum 1999, un disco perfecto de cabo a rabo definido por la melancolía con canciones como 1999, Segundo asalto o 2009. Voy a romper las ventanas pero en el que se puede ver la vertiente más festiva y delirante del grupo con temas como Algunas plantas, Te hiero mucho o Miau. Le tengo especial cariño a este disco porque las letras y el tono de sus canciones más íntimas inspiraron mi libro 1997 Mil y una noches de incendio. Por eso considero la música tan importante en mi vida, por lo inspiradora que puede llegar a ser. Del grupo destaco muchas otras canciones de otros discos como Universos infinitos, Un día en el parque, Me amo, Oniria e Insomnia, Belice, Cuando no me ves o El poeta Halley. De hecho, tengo un vídeo en mi canal de Youtube hablando de mis 15 canciones favoritas del grupo, el cual os puede servir de gran ayuda si queréis descubrir al grupo y que os dejo por aquí

Y nada más. Os dejo mientras la lluvia golpea mi ventana, lo cual ha hecho más perfecta esta descripción y, en general, hace más perfecto este otoño. Solo me queda desearos una feliz semana y también, a aquellos que estudiáis, muchísima suerte para los exámenes que muchos empezáis a tener.

¡A seguir escuchando mucha y buena música! 🙂


Love of Lesbian es un grupo español de indie rock e indie pop procedente de Sant Vicenç dels Horts (Barcelona).

Empiezan a tocar en otoño de 1997. El grupo está formado por Santi Balmes (voz, guitarra y teclados), Jordi Roig (guitarra y teclados), Joan Ramón Planell (bajo y sintetizador) y Oriol Bonet (batería y programación). Esta formación original de cuarteto se completa con la incorporación de Julián Saldarriaga (guitarra y voz) y Dani Ferrer (teclados) en los directos.

En octubre de 2017 el grupo anuncia de forma oficial que Joanra (Joan Ramón Planell) deja el grupo, cuyo puesto es ocupado por Ricky Falkner.1

Tiene 8 discos en total: 3 en inglés (​Microscopic Movies (1999), Is it fiction (2002) y Ungravity (2003)) y 5 en castellano, con los cuales ya dan el salto al gran público (Maniobras de escapismo (2005), Cuentos chinos para niños del Japón (2007), 1999 (2009), La noche eterna. Los días no vividos (2012) y El poeta Halley (2016)

Vía Wikipedia


¿A que no sabes donde he vuelto hoy? / Donde solíamos gritar / diez años antes de este ahora sin edad / aún vive el monstruo y aún no hay paz.

Y en los bancos que escribimos / medio a oscuras, sin pensar / todos los versos de “Heroes” con las faltas de un chaval / aún están.

Y aún hoy / se escapa a mi control / problema y solución / y es que el grito siempre acecha, es la respuesta.

Y aún hoy / sólo el grito y la ficción / consiguen apagar / las luces de mi negra alerta.

Tengo un cuchillo y es de plástico / donde solía haber metal / y el libro extraño que te echó de párvulos / sus hojas tuve que incendiar.

Y en los hierros que separan la caída más brutal / siguen las dos iniciales / que escribimos con compás / ahí están.

Vertical y transversal / soy grito y soy cristal / justo el punto medio / el que tanto odiabas
cuando tú me repetías que / té hundirá y me hundirá / y solamente el grito nos servirá / decías “es fácil” y solías empezar.

Y es que el grito siempre vuelve y con nosotros morirá / frío y breve como un verso / escrito en lengua animal / ¡Y siempre está!

Te hundirá y me hundirá / y solamente el grito nos servirá / y ahora no es fácil / tú solías empezar.

Vertical y transversal / soy grito y soy cristal / justo el punto medio / el que tanto odiabas / cuando tú me provocabas aullar.

Y ya está, ya hay paz / oh, ya hay paz / Y ya está, ya hay paz / oh, ya hay paz.

¿Por quién gritaba? / Lo sé y tú no / no preguntabas / tú nunca, no.

Vía música.com