Stop crying your heart out – Oasis (Mi canción de la semana XXIV)

¡Hola a todos/as! ¿Cómo lleváis estos primeros días en casa? Yo de momento lo llevo bien. Me encantan los planes en la calle, ir un día a un concierto, quedar en la casa de algún amigo/a para echar una play y juegos de mesa con una cerveza en la mano, salir a coreer o ir al gimnasio… Pero, a la vez, me gusta mucho estar conmigo mismo, pasarme una tarde entera leyendo, ver alguna serie o película, escribir, tocar la guitarra… Creo que me llevo muy bien conmigo mismo y eso es vital en momentos así: poder convivir con tu propia mente sin volverte loco.

Llevaba desde septiembre sin pasarme por esta sección y durante estos meses mi vida ha cambiado bastante. Me fui de nuevo a Barcelona a ejercer como profesor y lo cierto es que estoy mejor de lo que me hubiera pensado, los cambios nunca son fáciles, a pesar de ser esperados. El miedo siempre mantiene esa vocecita en el cerebro que anticipa todo lo negativo que puede suceder, aunque la mayoría de veces no se haga realidad. Supongo que, al final, lo importante es dejarse llevar y no hacer caso a las voces, simplemente dejarte llevar más por los impulsos.

Y creo que esta canción trata justo de eso, del dejarse llevar, de que a veces no podemos cambiar las cosas y debemos dejarlas tal y como son, del no tener miedo y seguir adelante. Hoy os traigo un temazo que es melancolía y a la vez aliento, es cerrar los ojos y pensar en ti mismo, en esa persona por la que hacemos llorar a nuestro corazón. Hoy vengo con una canción mítica, con un grupo que ni siquiera necesita presentación. Hoy tenemos por aquí a Oasis y su Stop crying your heart out.

CSNL5IJXHH3QMBXZOAPXYHLNVU

Debo reconocer que no escucho con asiduidad a Oasis. Sí, sé que son un grupo mítico del rock internacional y si me sale cualquier canción suya en Spotify, por ejemplo, me gusta y me paro a escucharla, pero no es un grupo que escucharía por decisión propia. De hecho, las únicas canciones que conozco son su archiconocida Wonderwall y esta misma.

Descubrí esta canción gracias a una maravillosa película llamada El efecto mariposa. El film gira entorno a Evan, el cual descubre que puede viajar al pasado y cambiar su forma de actuar en determinado momento, algo que supongo que a muchos nos gustaría hacer pero que, como la peli nos enseña, no tiene por qué dar un resultado positivo.

Y es que, esto es lo más importante, cada pequeño acto tiene consecuencias y estas pueden ser desastrosas o, al menos, no tan buenas como pensábamos.

Desde el principio, con ese piano, con esas notas tan sencillas, la canción ya nos envuelveoasis en una atmósfera mágica y melancólica a la vez, como si estuviéramos rotos desde el principio, tirados en el suelo pidiendo ayuda. La canción ya nos avisa, nos pide que aguantemos, que no tengamos miedo, que tal vez el destino está escrito y no podemos hacer nada para cambiarlo, pero que, a pesar de que pensemos que estamos envueltos de oscuridad, quizá ese mismo destino del que nos quejamos nos tenga preparado algo bueno.

Luego la canción va creciendo y se va haciendo más esperanzadora, la música nos abraza y guitarras, piano y violines se funden para darle luz, para iluminar poco a poco nuestro camino y pedirnos que seamos nosotros mismos, que no nos preocupemos, que algún día nos daremos cuenta de hacia dónde vamos.

Y que las personas van y vienen. Que, como las estrellas, aparecen y se desvanecen a lo largo de nuestra vida y no debemos tener miedo por ello, pues las realmente importantes, aquellas que nos han aportado algo, aquellas que forman parte de nuestro destino, nos acompañarán toda nuestra existencia. Incluso más allá.

La canción se va haciendo más grande y su melodía nos da la mano, nos invita a cerrar los ojos y levantarnos, nos recuerda que no debemos tener miedo, de que no podemos cambiar aquello que ya ha sucedido, que tenemos que afrontar las cosas con valentía y aceptar que es nuestro destino, a que veces las cosas no son como queremos pero que debemos buscar siempre la parte positiva, que siempre la hay.

Y creo que lo más importante: que nunca dejemos de ser nosotros mismos, que hagamos las cosas a nuestra manera sin pensar en las consecuencias, que vivamos el momento según como sintamos. Esto me parece vital. Muchas veces dejamos de hacer algo porque pensamos que en el futuro nos dolerá o porque creemos que no va a ser positivo para nosotros, a pesar de que tengamos un montón de ganas de llevarlo a cabo, a pesar de que sea algo que nos lo pide el corazón, a pesar de que sintamos que es lo que queremos hacer.

Y es que, a veces, deberíamos pensar más en el querer que en el deber.

Oasis-04-06-19-aTotal, si no sabemos las consecuencias de nuestros actos, si se supone que el destino está escrito, ¿no será mejor dejarse llevar? ¿no será mejor vivir el momento? Total, como dice la canción, somos todas las estrellas y estamos desapareciendo, así que vivamos, seamos a nuestra manera y no dejemos que nuestro corazón llore.

La canción es maravillosa hasta el final, cuando la voz se apaga y nos deja en una apoteosis de instrumentos y magia en la que solo apetece gritar que es cierto, que no podemos cambiar ciertas cosas y lo mejor es vivir el momento. Luego ese apogeo se va apagando y nos lleva a cerrar los ojos, a encontrar esa paz que necesitábamos y que nos hace replantearnos muchas cosas, que nos trae la calma y el afrontar las cosas de otra manera.

Porque sí, al principio creo que nos encontramos el aura de la canción más melancólica del mundo, pero creo que a lo que invita de verdad es a la esperanza. O yo, al menos, con eso me quedo.

A lo largo de la escritura de este post, he ido escuchando bastante canciones del grupo y lo cierto es que me han gustado mucho. Tienen un aire de canciones de estadio, melancólicas y a la vez épicas, geniales sobretodo a nivel instrumental pero cuyas melodías también te invitan a tararear rápidamente. Os recomendaría, aparte de Wonderwall, que ya he mencionado anteriormente, temas como Whatever, Don’t look back in anger, Stand by me o Live forever, canciones que, probablamente habréis esccuhado y cantado en más de una ocasión pero que, quizá, no sabíais que eran de ellos si no seguíais al grupo.

Y poco más, espero que, durante este encierro, estéis agusto con vosotros/as mismos/as, que aprendáis incluso a aburriros y a no hacer nada, porque, a veces, es en esos momentos cuando salen las mejores ideas. Creo que una de las cosas más importantes de este mundo es aprender a estar bien solo sin depender de los demás, conocerse a uno/a mismo/a y poder así quererse y entenderse más. Quizá es este el momento de conseguirlo.

Yo, mientras tanto, por si os aburrís, os dejo por aquí el enlace para comprar mi novela, tanto en físico como en digital.

Además, os dejo también aquí un enlace a la lista Spotify que estoy haciendo con las canciones que voy recomendando en Twitter. Y es que, al final, pase lo que pase, una de las cosas más importantes es seguir escuchando música, porque nos ayuda hasta en los momentos más difíciles.

¡A seguir escuchando mucha y buena música!


Oasis fue una banda de britpop y rock alternativo británica formada en Mánchester en 1991. En sus inicios, conocidos como The Rain, el grupo contaba en sus filas con el cantante Chris Hutton, el guitarrista Paul Arthurs, el bajista Paul McGuigan y el baterista Daniel Alexander, a los que más tarde se unirían en 1990 Liam Gallagher en la voz y Tony McCarroll como batería y el último que se unió obtuvo el papel de compositor, guitarrista principal y cantante secundario el hermano mayor de Liam, Noel Gallagher.

Los hermanos Gallagher fueron los líderes y compositores del grupo. Vendieron más de 100 millones de copias a nivel mundial3​ y, hasta antes de la separación del grupo, Liam Gallagher era el único miembro original que había permanecido en él. Los hermanos Gallagher fueron también reconocidos por sus constantes peleas entre sí y con otros grupos y artistas, como Blur y Robbie Williams, las cuales propiciaron su aparición en múltiples ocasiones en la prensa sensacionalista.4​ Tras la deserción de Paul Arthurs, Paul McGuigan, y más tarde la de Alan White, la alineación final se completaría con el guitarrista Gem Archer, el bajista Andy Bell y el baterista Chris Sharrock, aunque finalmente el último miembro en abandonar el grupo, ocasionando así su disolución, fue Noel Gallagher.5

Debido a las 15 millones de copias vendidas de su álbum debut Definitely Maybe, a las 30 millones de copias vendidas de su segundo álbum (What’s the Story) Morning Glory?1​ y al hecho de que su tercer álbum Be Here Now se convirtiera en el disco más rápidamente vendido en la historia del Reino Unido con 520 000 copias vendidas tan solo el día de su puesta a la venta, Oasis ha sido considerado como uno de los grupos musicales más importantes en la historia musical de Reino Unido.

Aparte de los tres álbumes mencionados, tienen otros tres: Standing on the Shoulder of Giants, Heathen Chemistry, Don’t Believe the truth y Dig out your soul.

Vía Wikipedia



Hold up / Hold on / Don’t be scared/ You’ll never change what’s been and gone.

May your smile / Shine on / Don’t be scared / Your destiny may keep you warm.

Cause all of the stars / Are fadin away / Just try not to worry / You’ll see them some day / Take what you need / And be on your way / And stop crying your heart out

Get up / come on / Why you scared / You’ll never change what’s been and gone

Cause all of the stars / Are fadin away / Just try not to worry / You’ll see them some day / Take what you need / And be on your way / And stop crying your heart out

Cause all of the stars / Are fadin away / Just try not to worry / You’ll see them some day / Take what you need / And be on your way / And stop crying your heart out

We’re all of us stars / We’re fadin away / Just try not to worry / You’ll see us some day / Just take what you need / And be on your way / And stop crying your heart out

Stop crying your heart out / Stop crying your heart out / Stop crying your heart out

TRADUCCIÓN

Soporta / Resiste / No tengas miedo / Nunca cambiaras lo que ha sido y fue

Puede que tu sonrisa / Ilumine / No tengas miedo / Tu destino puede mantenerte cálido

Porque todas las estrellas / Están desapareciendo / Simplemente trata de no preocuparte / Las veras algún día / Toma lo que necesitas / Y sé a tu manera / Y deja de hacer llorar a tu corazón

Levántate / Vamos / ¿Por qué tienes miedo? / Nunca cambiaras lo que ha sido y fue

Porque todas las estrellas / Están desapareciendo / Simplemente trata de no preocuparte / Las veras algún día / Toma lo que necesitas / Y sé a tu manera / Y deja de hacer llorar a tu corazón

Porque todas las estrellas / Están desapareciendo / Simplemente trata de no preocuparte / Las veras algún día / Toma lo que necesitas / Y sé a tu manera / Y deja de hacer llorar a tu corazón

Somos todas las estrellas / Estamos desapareciendo / Simplemente trata de no preocuparte / Nos verás algún día / Simplemente toma lo que necesitas / Y sé a tu manera / Y deja de hacer llorar a tu corazón

Y deja de hacer llorar a tu corazón / Y deja de hacer llorar a tu corazón / Y deja de hacer llorar a tu corazón

Letras vía letras.com

 

 

 

Allí donde solíamos gritar – Love of lesbian (Mi canción de la semana XVIII)

¡Hola a todos/as! Empieza a atardecer este 2018 y tengo la sensación de que ha avanzado a una velocidad endiablada. Parece que hace un momento estaba brindando con champán por el nuevo año, hace otro instante disfrutando de los rayos de Sol y del verano eterno de las fiestas de pueblo y que mañana mismo será 2019. Creo que no me viene bien que esto vaya tan rápido.

Estas semanas he estado más metido en lo musical que en lo literario. Últimamente las palabras me salen mejor en forma de canción y eso hago, me encanta coger la guitarra y contar historias. Creo que, al fin y al cabo, la música es literatura, un buen modo de dar rienda suelta a la creatividad y las palabras, aunque algunos se empeñen en llamarle música a cualquier cosa y no vivamos buenos tiempos. Yo seguiré aportando mi granito de arena intentando crear letras que emocionen e intentando traer aquí las letras que me emocionan a mí, como lo hago hoy.

Hoy os traigo un grupo, una canción que, a decir verdad, no sé por qué no ha estado aquí antes. Un grupo que es melancolía y tristeza, pero también éxtasis y diversión, es calma y delirio, cerrar los ojos y saltar bailando. Hoy os traigo a Love of Lesbian y su temazo Allí donde solíamos gritar.

Podría decir que Love of lesbian es mi grupo favorito, tal vez compartiendo podio con Vetusta Morla y Supersubmarina, pero no recuerdo exactamente cuándo los descubrí. Sé que en 2009, mientras estudiaba filología en Alicante, ya escuché hablar de ellos por algún concierto que dieron por la zona pero creo que no fue hasta 2010 o incluso 2011 cuando empecé a escucharlos con regularidad, probablemente en una web llamada Rockola fm, la misma en la que descubrí a Supersubmarina y la cual fue un nuevo universo para mí en cuanto a la música alternativa se refiere.

La voz de Santi Balmes no es fácil, cabe decirlo, no es la voz perfecta, esa que te dejalove-lesbian-almeria-kLNE-U601211649038LqG-624x385@Ideal aniquilado por afinar bien todas las notas. No, podríamos decir que es la voz perfecta para que ningún productor te quiera grabar un disco, la antivoz. Es grave pero no llega a bonita, parece que en cualquier momento se vaya a asfixiar y no vaya a poder pronunciar la siguiente frase, diría incluso que es demasiado lineal. Sin embargo tiene algo, no sabría decir muy bien qué, puede ser desgarro, tristeza o un atisbo de soledad, quizá es tan normal que eres tú mismo cantando y sintiendo la historia que cuenta, tal vez eso es lo importante: saber contar la historia, no cómo es la voz que la cuenta.

A pesar de ello, Love of lesbian no sería nada sin Santi Balmes, pues su voz, su modo de contar las historias, su magia, es lo que los hace indistinguibles, únicos.

Allí donde solíamos gritar es melancolía en estado puro, es romperse, es esconder la cabeza entre las piernas, cerrar los ojos y volver hacia atrás, en silencio, en calma, dejando que los flashes de imágenes discurran en tu cabeza. Esta canción habla del recuerdo, de cómo el pasado, esa persona que nos ha marcado tanto, siempre vuelve, de cómo las pequeñas huellas, los enormes edificios que construisteis aún quedan intactos en el tiempo, como humo que se resiste a irse y es apenas visible.

Allí donde solíamos gritar es esa persona que has perdido, ese monstruo que te reconcome la cabeza y no te deja en paz, que aparece cual fantasma y te acecha en la 1334333149_0noche , esa historia que parece que nunca has cerrado y siempre vuelve para observarte, para hablarte en susurros de todo lo que vivisteis, de todo lo que sucedió, de todas vuestras desventuras, de las miradas y silencios, de las medias sonrisas.

Un viaje en el tiempo tan doloroso, tan traumático como bello, pues en la melancolía también hay belleza, aquella que se nutre de los momentos más simples, aquellos más felices, ese grabar unas iniciales pensando que la historia de sus dueños durará tanto como la madera, sin saber que puede que el final esté cerca.

Por eso son felices, porque nunca se sabe que el final está cerca.

Y el grito no es más que su historia, el grito es toda la mierda que llevan dentro, los demonios que ríen y se divierten al ver dolor, los finales, los silencios de despedida, el mirarse y no ver a nadie, la caída, el impacto contra el suelo, la muerte.

El grito es intentar liberarte de todas esas cadenas, de las cuerdas que a cada uno ata la vida.

Aunque, como dice la canción, el grito siempre vuelve y con nosotros morirá, pues aquellos recuerdos que nos hacen grandes siempre permanecen con nosotros, por mucho que los odiemos, por mucho que los gritemos, por mucho que los arrojemos al vacío en el más agudo de los aullidos. Siempre volvemos allí, a esas personas, a esas historias, a esos lugares donde fuimos felices.

Puedo destacar tantas cosas de la discografía de Love of lesbian. Esta canción se incluyeb234a8c4b83e94e7922d1a44507f6235.1000x998x1 dentro del álbum 1999, un disco perfecto de cabo a rabo definido por la melancolía con canciones como 1999, Segundo asalto o 2009. Voy a romper las ventanas pero en el que se puede ver la vertiente más festiva y delirante del grupo con temas como Algunas plantas, Te hiero mucho o Miau. Le tengo especial cariño a este disco porque las letras y el tono de sus canciones más íntimas inspiraron mi libro 1997 Mil y una noches de incendio. Por eso considero la música tan importante en mi vida, por lo inspiradora que puede llegar a ser. Del grupo destaco muchas otras canciones de otros discos como Universos infinitos, Un día en el parque, Me amo, Oniria e Insomnia, Belice, Cuando no me ves o El poeta Halley. De hecho, tengo un vídeo en mi canal de Youtube hablando de mis 15 canciones favoritas del grupo, el cual os puede servir de gran ayuda si queréis descubrir al grupo y que os dejo por aquí

Y nada más. Os dejo mientras la lluvia golpea mi ventana, lo cual ha hecho más perfecta esta descripción y, en general, hace más perfecto este otoño. Solo me queda desearos una feliz semana y también, a aquellos que estudiáis, muchísima suerte para los exámenes que muchos empezáis a tener.

¡A seguir escuchando mucha y buena música! 🙂


Love of Lesbian es un grupo español de indie rock e indie pop procedente de Sant Vicenç dels Horts (Barcelona).

Empiezan a tocar en otoño de 1997. El grupo está formado por Santi Balmes (voz, guitarra y teclados), Jordi Roig (guitarra y teclados), Joan Ramón Planell (bajo y sintetizador) y Oriol Bonet (batería y programación). Esta formación original de cuarteto se completa con la incorporación de Julián Saldarriaga (guitarra y voz) y Dani Ferrer (teclados) en los directos.

En octubre de 2017 el grupo anuncia de forma oficial que Joanra (Joan Ramón Planell) deja el grupo, cuyo puesto es ocupado por Ricky Falkner.1

Tiene 8 discos en total: 3 en inglés (​Microscopic Movies (1999), Is it fiction (2002) y Ungravity (2003)) y 5 en castellano, con los cuales ya dan el salto al gran público (Maniobras de escapismo (2005), Cuentos chinos para niños del Japón (2007), 1999 (2009), La noche eterna. Los días no vividos (2012) y El poeta Halley (2016)

Vía Wikipedia


¿A que no sabes donde he vuelto hoy? / Donde solíamos gritar / diez años antes de este ahora sin edad / aún vive el monstruo y aún no hay paz.

Y en los bancos que escribimos / medio a oscuras, sin pensar / todos los versos de “Heroes” con las faltas de un chaval / aún están.

Y aún hoy / se escapa a mi control / problema y solución / y es que el grito siempre acecha, es la respuesta.

Y aún hoy / sólo el grito y la ficción / consiguen apagar / las luces de mi negra alerta.

Tengo un cuchillo y es de plástico / donde solía haber metal / y el libro extraño que te echó de párvulos / sus hojas tuve que incendiar.

Y en los hierros que separan la caída más brutal / siguen las dos iniciales / que escribimos con compás / ahí están.

Vertical y transversal / soy grito y soy cristal / justo el punto medio / el que tanto odiabas
cuando tú me repetías que / té hundirá y me hundirá / y solamente el grito nos servirá / decías “es fácil” y solías empezar.

Y es que el grito siempre vuelve y con nosotros morirá / frío y breve como un verso / escrito en lengua animal / ¡Y siempre está!

Te hundirá y me hundirá / y solamente el grito nos servirá / y ahora no es fácil / tú solías empezar.

Vertical y transversal / soy grito y soy cristal / justo el punto medio / el que tanto odiabas / cuando tú me provocabas aullar.

Y ya está, ya hay paz / oh, ya hay paz / Y ya está, ya hay paz / oh, ya hay paz.

¿Por quién gritaba? / Lo sé y tú no / no preguntabas / tú nunca, no.

Vía música.com

Con las ganas – Zahara (Mi canción de la semana XII)

¡Hola a todos! Espero que el otoño haya empezado genial para vosotros. Yo al fin he vuelto a tierras valencianas después de mi periplo en Almería, con mi máster en sexología bajo el brazo. Mientras escribo esto llueve, y me encanta, porque la lluvia y sus olores le vienen a la perfección a la canción que os traigo hoy, parece que el día quiera hablar de melancolías y de abrazos que dan calor, de ausencias, una mezcla perfecta, a veces necesaria.

Parece que el frío, la lluvia, esa taza de café humeante que hay sobre la mesa sean el complemento perfecto para este tipo de canciones, que atrapan, que desgarran, que llegan al fondo y nos hacen caer, que tocan. Hoy os traigo la canción perfecta para huir de todo, de todos, hoy os traigo Con las ganas, de Zahara.

Hace ya algunos años que conozco esta canción, y desde que comencé con esta secciónimage_content_13463792_20180826111412 supe que tarde o temprano formaría parte de ella, pero no ha sido hasta hoy cuando, haciendo “zapping” por la música que tengo en el móvil, he dado con ella y he sabido que tenía que escribir sobre ella.

Por más que pasa el tiempo, esta canción no me agota y sabe aportarme lo que necesito en el momento exacto, y es que soy de los que pasa los momentos tristes escuchando canciones tristes, y el que no lo haya hecho que tire la primera piedra. Descubrí la canción después de haber estado un tiempo escuchando la versión que tienen Zahara y Santi Balmes, de Love of Lesbian, de la canción Lucha de gigantes, de Antonio Vega. Me apetecía escuchar más de esa chica que cantaba con Santi, y merodeando por los relacionados de Youtube (bendito apartado), hice clic en esta canción. Y caí en el abismo.

Con las ganas habla de amor y de sexo, de pasión, de dos personas que juegan a quererse, de los primeros instantes, del aleteo de mariposas que sentimos, del distanciamiento, de ese ver que todo acaba y no querer hacerlo, de no poder hacerlo, del darse cuenta de lo que se ha perdido, de lo que perdemos. Nunca se han dicho tantas cosas en una sola canción, nunca de esta forma.

Esos primeros acordes de guitarra ya te envuelven en melancolía y desamor, luego ese “recuerdo que al llegar ni me miraste” que ya no olvidas. Cierras los ojos y sientes el desgarro de Zahara, sientes que ella también canta con los ojos cerrados. Poco a poco cuenta esa historia de querer, de juego y pasión, de cómo esa persona que no era nada acaba siendo todo, con calma, susurrando, llegando al alma. El instrumento de cuerda entra en escena y tú respiras, suspiras más bien, te retuerces en el desasosiego y la acompañas moviendo los labios, sin voz, con todo. La canción avanza, el dolor también, casi oyes estallar las grietas de la montaña que esa pareja construyó junta, se desmorona, un castillo de naipes que pierde fuerza sin que ni uno ni otro sepan cómo ha sucedido. Y duele, y mata, darte cuenta de que no eres capaz de olvidar, de echar de menos. Y es que nunca nos han enseñado a echar de menos. Por eso la canción no puede acabar de otra forma que con esa frase, que desgarra, que te deja tocado, ese

zahara-ticketea-acustico-kQyE-U60988736363frE-624x385@LeonoticiasMe moriré de ganas de decirte que te voy a echar de menos.

La canción acaba y sigues con los ojos cerrados. Eres incapaz de abrirlos, no quieres, no puedes. Envuelto en tristeza y melancolía, has bajado al más hondo de los infiernos y realmente cuesta volver al mundo real.

Joder… Es imposible escuchar esta canción y no estremecerse, no pensar en alguna historia personal, echar la vista atrás y hacer la canción tuya. O simplemente quedarse prendado del desgarro de Zahara. Es imposible no enamorarse de la canción y de la magia que desprende, no quedarse con esas frases sueltas y susurrarlas para ti mismo.

Tuve la suerte de poder ver a Zahara en directo en un concierto en Almería en el año 2012. Recuerdo que me fui algo enfadado porque no cantó esta canción y yo, básicamente, la necesitaba, escuchar su voz en directo, cerrar los ojos y dejarme llevar. Tiempo después leí que durante un tiempo no cantó esta canción porque estaba basada en una experiencia personal y le dolía hacerlo, así que respeto al 100% sus motivos, aunque yo me quedase con las ganas (guiño) (guiño). He de decir que me encantó aquel directo. Estuvo súper cercana con el público, hablando entre canción y canción, sintiendo lo que cantaba. Lo recomendaría una y otra vez.

Con las ganas no es, por supuesto, la única canción de esta cantante que merece la pena.51 Aún tengo que descubrir su nuevo disco, que acaba de salir y con el que va a empezar gira en próximas fechas, pero os puedo recomendar, sin lugar a dudas, canciones como Diciembre,  Olor a mandarinas, La canción más fea del mundo o Domingo astromántico, otra colaboración que tiene con el cantante Santi Balmes, sus voces unidas forman un espléndido tándem.

En fin, espero que tengáis una estupenda semana y que el frío no arrecie, después de un verano que ha durado seis meses, por lo menos, vienen bien estos días de manta y abrigo. Yo seguiré escribiendo y haciendo mil cosas a la vez, que no decaiga, espero meses de duro trabajo por delante, y bienvenidos sean, pues seguro serán sinónimo de felicidad tarde o temprano. Os iré poniendo al día.

Saludos! 🙂


María Zahara Gordillo Campos (Úbeda, Jaén, 10 de septiembre de 1983), más conocida como Zahara, es una cantautora española. Estudió educación primaria en el Colegio Público Sebastián de Córdoba y el grado elemental de música en el Conservatorio de Música de Úbeda. Cursó cuarto de ESO en el Instituto Francisco de los Cobos (Úbeda). Ya en la universidad se graduó en Magisterio Musical entre Almería y Granada. Es hija del primo del cantautor Joaquín Sabina.

El 26 de mayo de 2009 salió a la venta su primer álbum profesional, titulado “La fabulosa historia de…”, compuesto por 11 canciones y producido por Carlos Jean y Ricky Falkner para la discográfica Universal Music Spain. En la primera semana de lanzamiento se colocó en el puesto 23 de la lista de ventas de España. Su sencillo “Merezco” fue elegido como la canción oficial de la Vuelta ciclista a España 2009

El 22 de Noviembre, después de algún retraso logístico sale a la venta el álbum más personal, sincero y crudo de la Ubetense, de nombre “La Pareja Tóxica”. En él desgrana los dimes y diretes que tiene cualquier relación, ya sea amorosa, de pareja, de amistad, de trabajo, o simplemente la relación con uno mismo. Un álbum mucho más crudo y sin adornos que el anterior, grabado en directo con los músicos tocando a la vez y Ricky Falkner de director de orquesta. El resultado es un gran trabajo que aún sorprende aún más en directo causa de la fuerza y energía que Zahara y su banda le dan a las canciones.

A principios de este 2015, Zahara daba la noticia de, tras casi cuatro años de la salida del disco de “La Pareja Tóxica” de decenas de conciertos no sólo en España, también en otros países, se ponía en marcha la creación de su nuevo disco: SANTA. Y además, bajo su propio sello discográfico: G.O.Z.Z. Records.

Vía Wikiepdia



Letra

Recuerdo que al llegar ni me miraste / fui solo una más de cientos / y, sin embargo, fueron tuyos / los primeros voleteos / Cómo no pude darme cuenta / que hay ascensores prohibidos / que hay pecados compartidos / y que tú estabas tan cerca.

Me disfrazo de ti / Te disfrazas de mí / Y jugamos a ser humanos / en esta habitación gris / Muerdo el agua por ti / Te deslizas por mí / Y jugamos a ser dos gatos / que no se quieren dormir.

Mis anclajes no pararon tus instintos / ni los tuyos, mis quejidos / Y dejo correr mis tuercas / y que hormigas me retuerzan / Quiero que no dejes de estrujarme / sin que yo te diga nada / Que tus yemas sean lagañas / enganchadas a mis vértices.

Me disfrazo de ti / Te disfrazas de mí / Y jugamos a ser humanos / en esta habitación gris / Muerdo el agua por ti / Te deslizas por mí / Y jugamos a ser dos gatos / que no se quieren dormir.

No sé que acabó sucediendo / sólo sentí dentro dardos / Nuestra incómoda postura / se dilató en el espacio / Se me hunde el dolor en el costado / se me nublan los recodos / tengo sed y estoy tragando / no quiero no estar a tu lado.

Me disfrazo de ti / Te disfrazas de mí / Y jugamos a ser humanos / en esta habitación gris / Muerdo el agua por ti / Te deslizas por mí / Y jugamos a ser dos gatos / que no se quieren dormir.

Me moriré de ganas de decirte / que te voy a echar de menos…  / Y las palabras se me apartan / me vacían las entrañas / Finjo que no sé, y que no has sabido / Finjo que no me gusta estar contigo… / Y al perderme entre mis dedos
te recuerdo sin esfuerzo

Me moriré de ganas de decirte / que te voy a echar de menos.

Rootless tree – Damien Rice (Mi canción de la semana III)

Esta semana la canción que os recomiendo llega raspando el final de la misma pero llega. Hoy os traigo a uno de los cantantes que, creo, transmite más sensaciones y emociones en una misma canción. Hoy suena por aquí el enorme Damien Rice y su Rootless tree.

Escuché a Damien por primera vez después de que un amigo me recomendara su1-Damien-Rice canción, creo, más conocida, 9 crimes. Canción que me fue llevando poco a poco de la calma al desgarro con sus compases finales. No sé por qué, aún encantándome la canción, me conformé con ese descubrimiento y no busqué, como suelo hacer, otras canciones del mismo autor. Error. Un día de esos en que necesitas nueva música, entré en youtube, puse su nombre en el buscador y me topé con esta maravilla. En esta ocasión, la canción estaba cantada a dueto por el propio Damien y una chica llamada Lisa Hannigan. La canción me enamoró al instante y, más concretamente, esta versión, que es la que ha acabado en mi móvil.

Me quedo con esta canción de su, en verdad, corto repertorio, sobretodo por la fuerza que desprende. Ese “fuck you!” del estribillo te hace querer cerrar los ojos y acompañar a Rice en su desprecio del mundo y de todo, te hace pensar en todas las cosas a las que le quieres gritar “fuck you!” y rebelarte ante ellas, enfadarte y gritar tantas veces como hagan falta para que te quedes sin voz, ya sea en la realidad o en la mente. Luego, aún en la cresta, sigue en ella con ese “let me out” que te desgarra y te calma a la vez, que hace que acabes de dejarte la voz si aún te quedaba algo. En ese instante, yo, por lo menos, me imagino en sentado en un rincón sin nadie a mi alrededor, cansado de vivir y abrumado por las cosas que han pasado.

6a00d8341bfb1653ef01a511096e00970cOs voy a dejar la versión con la que descubrí esta canción porque creo que el contrapunto de voces entre Damien y Lisa es de lo mejor de la canción. Suena como si se hablaran uno al otro y se dijeran todas las cosas que nunca se atrevieron a decirse, lo cual parece que deja más libertad a la hora de gritar a los cuatro vientos, porque parece que estás soltando emociones y sentimientos. Y es que en realidad es así.

Os recomiendo también que busquéis alguna versión en directo de la canción, con el propio Damien Rice cantando en solitario, ya que es en ese momento en el que de verdad te das cuenta de la fuerza que tiene la canción. Damien se deja la voz y el alma entera y el ambiente íntimo de sus conciertos no hace más que engrandecer la actuación. Ojalá pueda verlo algún día en directo, sé que me pasaría casi todo el concierto con los ojos cerrados y disfrutaría muchísimo. En verdad, creo que no podría vivir en Gran Bretaña o Estados Unidos, me dejaría una pasta en todos los conciertos que tengo pendientes.

En fin, espero que disfrutéis de lo que queda de fin de semana y a ver si podéis recomendarme nueva música, que mi móvil arde en deseos de que suenen novedades 😉 Yo, por mi parte, también tengo tarea pendiente, ya que Damien va a sacar disco nuevo después de mil años y creo que ya hay alguna canción rondando por ahí, así que voy a ello.

Saludos!! 🙂


Damien Rice es un músico irlandés nacido el 7 de diciembre de 1973 en Celbridge, County Kildare.

Originalmente Rice fue el cantante de Juniper, una banda de rock que llegó a lanzar los singles “The World Is Dead” y “Weatherman”. En la víspera de la grabación de su primer álbum en 1999, a Rice no le gustó la dirección comercial que estaba tomando el disco, debido a la presión de la discográfica Polygram, y decidió abandonar el grupo. Sus compañeros de Juniper se convirtieron en Bell X1. Él se trasladó a la Italia rural, donde tocó la guitarra acústica, escribió canciones y recorrió Europa hasta que fue capaz de formar un grupo y tocar pequeños conciertos en cafeterías del área de Dublín. Gracias a su primo segundo, David Arnold, Rice pudo grabar su primer álbum: O, por el que ganó varios premios.

Su discografía la completan 9 (2006), el álbum por el que se ha hecho conocido a nivel mundial y los EP’s Live from the Union Chapel (2003) y B-sides (2004)


Letra

What I want from you is empty your head / They say be true, don’t stain your bed / We do what we need to be free / and it leans on me like a rootless tree / What I want from us, is empty our minds / We fake a fuss and fracture the times / We go blind when we’ve needed to see / and this leans on me like a rootless.

So… / fuck you / and all we’ve been through / I said leave it / it’s nothing to you and if you hate me/ then hate me so good that you can let me out, let me out, let me out, of this hell when you’re around / let me out, let me out, let me out of this hell when you’re around / let me out, let me out, let me out.

What I want from this, is learn to let go / no not of you, of all that’s been told / Killers reinvent and believe and this leans on me, like a rootless…

So… / fuck you / and all we’ve been through / I said leave it / it’s nothing to you and if you hate me/ then hate me so good that you can let me out, let me out, let me out, of this hell when you’re around / let me out, let me out, let me out of this hell when you’re around / let me out, let me out, let me out of this hell when you’re around. Let me out, let me out, let me out, of this hell when you’re around

Let me out, let me out, let me out….

So… / fuck you / and all we’ve been through / I said leave it / it’s nothing to you and if you hate me/ then hate me so good that you can let me out, let me out, let me out, of this hell when you’re around / let me out, let me out, let me out of this hell when you’re around / let me out, let me out, let me out of this hell when you’re around. Let me out, let me out, let me out, of this hell when you’re around

Traducción

Lo qué quiero de tí, es que vacíes tu cabeza / Dicen que pasará, no manches tu cama / Hacemos lo que podemos para ser libres / pero se me viene todo encima como un árbol sin raíces / Lo que quiero de nosotros, es que borremos nuestras mentes / Finjamos un escándalo y rompamos nuestra historia / Nos quedamos ciegos cuando más necesitábamos ver/ y esto se me viene encima como un árbol sin raíces.

Así que… / Qué te jodan / qué te jodan, a ti, y a todo lo que hemos pasado / Te digo que lo dejes / que lo dejes que esto no significa nada para ti/ Y si me odias / si me odias,entonces ódiame tanto para que puedas dejarme fuera / déjame marchar / déjame ir de este infierno que siento cuando estás cerca /Déjame ir, déjame ir, déjame marchar.

Lo que quiero de esto es aprender dejarlo ir / No sólo a ti, si no a todo lo que hemos dicho / Los asesinos reinventan y se lo creen / y esto se me viene encima como un árbol sin raíz.

Así que… / Qué te jodan / qué te jodan, a ti, y a todo lo que hemos pasado / Te digo que lo dejes / que lo dejes que esto no significa nada para ti/ Y si me odias / si me odias,entonces ódiame tanto para que puedas dejarme fuera / déjame marchar / déjame ir de este infierno que siento cuando estás cerca /Déjame ir, déjame ir, déjame marchar.

Déjame ir, déjame ir, déjame ir….

Así que… / Qué te jodan / qué te jodan, a ti, y a todo lo que hemos pasado / Te digo que lo dejes / que lo dejes que esto no significa nada para ti/ Y si me odias / si me odias,entonces ódiame tanto para que puedas dejarme fuera / déjame marchar / déjame ir de este infierno que siento cuando estás cerca /Déjame ir, déjame ir, déjame marchar.