Rosa y Manuel – Andrés Suárez (Mi canción de la semana XXIII)

¡Hola a todos/as! ¿Qué tal septiembre? Me encanta este mes, creo que marca el cierre de una etapa y el inicio de otra. Siempre he considerado que año nuevo se enmarca mejor en esta época que en enero. En enero todo continúa, en septiembre todo cambia.

Este septiembre para mí está significando más un alargue del verano que el inicio de una nueva etapa, la cual vendrá en octubre. Durante ese mes volveré a Barcelona a trabajar como docente y, mientras tanto, sigo en el bar en el que llevo trabajando desde hace un par de años. Además, sigo con las presentaciones de mi novela, La chica de las mariposas. La de mi pueblo fue genial, nunca me he sentido más arropado por lo míos e incluso gente con la que no había hablado en la vida me felicitó. He tenido la inmensa suerte de presentar en Madrid, cosa que no hubiera imaginado nunca, este sábado toca en Alicante y pronto, tal vez, tocarán Barcelona y Valencia. No sé qué más puedo pedir.

Pero bueno, no he venido hoy a hablar de mi libro, eso lo hago aquí, hoy os traigo una nueva canción, un tema que llevo escuchando desde hace años, pero del cual me decido a hablar ahora. Hoy os traigo una canción que es melancolía y recuerdos, tristeza, de esas de cerrar los ojos y pensar en qué sucedería si algún día olvidaras la historia de tu vida. Hoy vengo con una inmensidad llamada Rosa y Manuel, de Andrés Suárez.

Descubrí a Andrés cuando en los relacionados de Youtube me salió una de las canciones andres_suarezde la serie “Canciones que no debí componer“, algunos temas que el artista dejó solamente en esta plataforma. Recuerdo que a mí no me gustaba especialmente la música de autor. Había intentado escuchar sin mucho éxito a otros cantautores como Ismael Serrano o Sabina y, realmente, no me decían nada. Pero noté en Andrés algo distinto, era dulce y tenía una enorme fuerza a la vez, parecía que me cantaba a mí, que directamente hablaba de mí, que sentía sus canciones de verdad.

Rosa y Manuel habla de una de las enfermedades más aterradoras que creo que existen: el alzhéimer. Y es que, ¿puede haber algo peor que olvidar todo aquello que has amado, ir a esos lugares que cuentan tu historia  y no reconocerlos, mirar los rostros de aquellas personas por las que diste la vida y no saber quién son, amar a alguien y no saber por qué? Me parece lo más horrible y triste que puede pasar en el mundo. Ya lo dice Andrés justo antes de arrancar a cantar: “va más allá de la propia muerte”. Ya lo creo. Cuando mueres se acaba todo, cuando olvidas, simplemente, no entiendes nada, mueres por dentro y solo quedan los restos de lo que un día fuiste.

El mismo Andrés cuenta la raíz de esta canción. Rosa y Manuel son, en realidad, Soledad y Mundo, los abuelos del propio artista. Cuenta Andrés que cuando Mundo murió, cuando se fue “a recordarlo todo”, Soledad se encontró un papel en su habitación con una sola línea escrita: “recuerda, tú que puedes”. Y joder, me parece que esa frase resume todo: la enfermedad, el amor, lo que debería ser. Recuerda, tú que puedes, recuerda nuestra historia para que no quede en el olvido, recuerda tan fuerte lo que fuimos para que, de alguna manera, los recuerdos sigan en mí, recuerda por mí todo cuanto yo no puedo recordar.

La canción no es solo bonita por la historia que cuenta. El tema comienza con un tarareo que parece, más bien, una canción de cuna que evoca nuestros propios recuerdos, todas aquellas historias que no querríamos olvidar, que nos hace cerrar los ojos y empezar a caminar de su mano. Luego canta a susurros, aún solo acompañado de su guitarra, con la que nos sitúa en el escenario de la historia, con la que ya sabemos que Manuel se ha hecho pequeño, que ya no recuerda, que ya no depende solo de él, que ya no es el rey de ese palacio. Y lo siente.

andres-suarez-bioEn ese cerrar de ojos vemos a Rosa recoger ese papel, leerlo y apretarlo contra el pecho, ese “recuerda, tú que puedes” que dice todo. Y joder, ¿qué haríamos nosotros?

Pues lo que hace Rosa cuando aparecen cuerdas y piano en escena y la canción empieza a hacerse enorme: enseñarle las fotos que cuentan su historia, hablarle de ellos dos, cuidarlo como le enseñó su corazón, a pesar de que él no responda, a pesar de que no sepa quién es, arreglarse como si tuviesen 15 años y fueran a tener su primera cita.

Recordarlo todo por los dos.

La canción sigue haciéndose grande gracias a la suavidad de Andrés al cantar, gracias a la fuerza que siguen dando cuerdas y piano. Seguimos con los ojos cerrados cuando habla Manuel y dice que el dolor desaparecerá cuando él se marche a recordarlo todo, que entonces será cuando, por fin, será él quien cuente su historia. Que le pedirá perdón por todo aquello que ha olvidado. ¿Os lo imagináis? Darse cuenta de que los recuerdos se desvanecen, que lo intentas con todas tus fuerzas y no eres capaz. Que tú mismo/a te vas desvaneciendo con ellos porque se llevan parte de ti.

No sé quién lo pasa peor: si la persona que olvida o la persona olvidada.

Y por último, el apoteósico final. Ese tarareo de cuna que vuelve para calmarnos y con el que parece que flotamos y esa subida al cielo con la que es imposible no estremecerse y temblar, ese adiós final que, más bien, es un hasta luego porque Rosa y Manuel algún día se reencontrarán y podrán recordarlo todo.

Andrés Suárez tiene canciones maravillosas, este Rosa y Manuel es solo una de ellas. Yo me quedaría con Benijo, de la cuál tenéis aquí el análisis y que, creo, es mi canción favorita de siempre. Pero también os recomendaría una y mil veces temas como Tengo 26, Más de un 36, Piedras y charcos o Hay algo más. Aunque debo decir que, últimamente, la música de Andrés me está decepcionando, suena a tópico pero creo que ha dado un giro mucho más pop y comercial y que sus canciones han perdido la fuerza y magia que tenían al intentar agradar a todo el mundo. Es una simple opinión, supongo que los artistas deben evolucionar y no quedarse anclados en lo de siempre, pero yo me quedo con el Andrés de Moraima y discos anteriores.

Tuve la suerte de que fue en esa época cuando vi a Andrés en concierto en Almería, fue una noche súper íntima y en la que el músico estuvo en permanente interacción con el público y cantó con todas sus ganas y fuerza, así que solo con eso ya me dejó eternamente feliz.

Y nada, aquí lo dejo, espero que terminéis este septiembre de manera genial, que los cambios que os haya traido estén siendo para bien y, si no, que poco a poco vayáis recuperando el rumbo perdido.

¡A seguir escuchando mucha y buena música!

Andrés Suarez (Ferrol, 16 de abril de 1983) es un cantautor español.


A los catorce años monta su primer grupo en su ciudad natal, Ferrol (Galicia, España). Desde entonces pasa por distintos grupos de pop y rock hasta viajar a Santiago de Compostela. Allí se hace cantautor, actúa por los locales de la zona vieja y graba su primer disco, De ida, con una distribución de casi tres mil copias y que le lleva de gira por todo el país.

Se marcha a vivir a la capital de España y de la Comunidad de Madrid, Madrid ese mismo año y, en el Café Libertad 8, conoce a Tontxu, famoso cantautor español. Éste decide estrenarse como productor musical con el nuevo disco de Andrés, Maneras de romper una ola, que le lleva un par de años. Finalmente sale en el año 2008. Con este trabajo consigue vender, sin apenas promoción, casi cinco mil copias, además de recorrer buena parte de las salas de conciertos de toda España dando conciertos y recitales.

El día 4 de octubre de 2011 comienza la promoción de su tercer disco, Cuando vuelva la marea, cuyo primer single se titula Lo malo está en el aire.

El 16 de Abril de 2013 se publicó el nuevo álbum, llamado Moraima el cual hace referencia a un nombre de mujer, el mismo Suárez afirma que “La música es mujer”

El 2 de junio de 2015 se puso a la venta su álbum Mi pequeña historia, alegando que se había “quedado vacío” en cuanto a sus sentimientos, ya que habían sido publicados en este disco.

El día 26 de mayo de 2017 publica su séptimo álbum llamado Desde una ventana.

El día 5 de octubre de 2017 publica su primer libro titulado Más allá de mis canciones.

El día 31 de agosto de 2018 publica mediante distribución digital una versión de su canción Tal vez te acuerdes de mí (incluída en Desde una ventana) junto con Nina, de Morgan.

Vía Wikipedia


 


Tu nombre es una planta que hay delante del portal aún lo recuerdo / El nombre de la calle se parece al del mantel pero al revés / La playa que hay a un lado debería contar algo / que hicimos de jóvenes / Te veo tan bien / Supongo me miras extraño por no hacer de rey de este palacio / no conocer el reino pues ayer tuvieron que irme a recoger / a una casa arruinada creo que vio nacer a alguien y hoy te juro no sé quien es / A veces alguien llora mientras duermo / y Rosa aprieta el pecho contra el tallo / y Rosa se marchita en un papel / que se encontró limpiando entre caricias y recuerdo que firma bajo Manuel:

“Recuerda tu que puedes” / “Recuerda tú que puedes”

Y ella le enseña las fotografías / y él le pregunta ¿este niño quién es? / Y si Manuel se nubla ella lo abriga y hasta olvida que ayer le enseño a comer / Y el niño de la foto ya ni asoma / cansado que vivir no es responder / Y rosa que aún se arregla cada tarde le asegura mañana sabrás volver / al hogar que hicimos juntos media vida y en el sueño habla Manuel:

Amor se te olvide la pena / cuando un día me duerma / y se acabe el dolor / y te hablaré de todo / No olvidare los pasos / bailando en el salón / te pediré perdón por olvidarme / de nuestra fecha amor / Y me vestiré solo / Y correré hasta el parque / donde un niño en la tarde conmigo se enfadó / por no devolver el beso, el abrazo / que llorando me dio

Amor / y cuidarás los rosales / que planté antes del viaje / les cantaras por mi cualquier canción / Amor / y volveré cualquier tarde / para conmigo llevarte / y no recordarte tanto
corazón / adiós

Lying to you – Keaton Henson (Mi canción de la semana XVII)

¡Hola a todos/as! El otoño empieza a cabalgar y lo cierto es que tenía ganas de abandonar el calor. Sí, me encanta ir a la playa, estar moreno, que sean las diez de la noche y sea de día, salir con los amigos/as en esas interminables noches de orquesta. Pero necesitaba dejar de sudar, enfudarme en una sudadera y abrazar un café con leche calentito mientras veo llover, pasear y observar los árboles cambiando de color.

Querría haber escrito antes pero lo cierto es que no me da la vida. Cuando eres pequeño/a te dicen que cuando seas mayor podrás hacer lo que quieras, pero llega la hora de la verdad y todo son obligaciones. Muchas te gustan, lo peor es que otras tantas no te llevan a ninguna parte.

Pero basta de excusas. Hoy os traigo una canción perfecta para esta estación recién empezada, una canción de esas de melancolía, de acurrucarse y escuchar con los ojos cerrados, de estar un momento en silencio solo con ella, relajados, en paz, en calma, pues eso es principalmente lo que transmite. Hoy os traigo al que quizá sea mi cantautor favorito, a Keaton Henson y su canción Lying to you.

Descubrí a Keaton Henson allá por 2014. En una época en la que me interesé muchísimo687474703a2f2f7777772e6261636b737461676574616c65732e636f6d2f77702d636f6e74656e742f75706c6f6164732f323031362f30322f31323635393738315f3937333637353631323730373534315f3337343637373236365f6e2e6a7067 por los cantautores que cantaban en inglés, estaba escuchando a Damien Rice en Youtube y merodeando por los relacionados me topé con él. Normalmente me ocurre que no distingo a unos cantautores de otros, me gustan las canciones, siempre quiero escuchar más pero no asocio una canción a un determinado artista, sino que forman parte de un gran imaginario. Descubrí a Keaton en 2014 pero no fue hasta 2015 cuando me vicié a él. 2015 fue mi año de melancolía, mi año más extraño, mi año de sentirme como en un pozo aun no estando en él.

Quizá por eso su música me llenó tanto.

Y es que Keaton es eso, melancolía, cantarle destrozado al amor, con la voz rota y entrecortada, en penumbra, cantarle a todo aquello que te deja abatido, sin fuerzas. Pero en este caso, no es Keaton el destrozado, no es él el derrotado, sino que es él quien destroza, quien derrota, quien rompe. Lying to you habla de decirle a esa persona que no la quieres, que lo sientes, que ojalá fuera así pero no, vuestra historia no es cierta.

Y lo que es peor: que durante todo ese tiempo solo has buscado un sustituto/a de quien amabas.

Porque a veces sucede, te obligas a sentir cosas y, en realidad, el corazón decide solo, no le puedes obligar a sentir. Incluso, tal vez, hubo un tiempo en que sentiste tanto que te agotaste y ya no puedes sentir, puedes empatizar, puedes encariñarte, puedes querer, pero amar… amar es otra cosa.

Keaton nos lleva en volandas toda la canción, acompañado de una instrumental perfecta, sencilla, sin abalorios, suficiente para que nos calme y podamos cerrar los ojos, respirar y pensar en la historia que nos está contando, en ese “lo siento”, siento mentirte cuando te digo te quiero, siento que parezca que tenemos 80 años y esté cansado, siento que a pesar de que tú me ofrezcas calor, yo me sienta frío, siento que seas la persona más encantadora y buena del mundo y a mí no me nazca enamorarme de ti, siento hacerte perder el tiempo, siento decirte que tú no eres la adecuada, pues a la adecuada ya la tuve y la perdí.

Qué jodido es. ¿No os ha sucedido nunca? Pensar que no estás siendo justo con esa persona, pensar que la estás haciendo perder el tiempo, pensar que se merece algo mejor que tú. Y sigues sin saber por qué, a pesar de notarse en los silencios, a pesar de que las palabras no brotan con fluidez.

Pero qué jodido es también pensar que ya has querido o has amado todo lo que eres capaz, que ya no va a haber ninguna persona capaz de sacarte esa media sonrisa tímida, o ese revuelo en el estómago. Qué jodido es saber, tener la puta certeza de que aunque esa persona es maravillosa, aunque esa persona parece serlo todo, para ti es nada.

keaton-henson-live_0Keaton Henson es una maravilla en toda su discografía, sus canciones tienen un mismo aire pero todas son distintas, cada una te lleva a un estado dentro de la melancolía. Suena extraño sí, pero igual que hay distintos grados de tristeza o de alegría, también creo en ese abanico melancólico. Os puedo recomendar otras canciones que me encantan, como por ejemplo To your health (hasta el último momento dudé en hacer su reseña), Alright, No Witnesses, You, Beekeeper, Sarah Minor, Small Hands o Flesh and Bone, pero con total sinceridad os recomiendo que os relajéis, os lo toméis con calma e intentéis escuchar el máximo de canciones.

Y nada más, lo cierto es que me he quedado exhausto analizando esta canción por todo lo que dice, por el aura que la rodea, pero a veces viene bien desangrarse para conocerse mejor a uno mismo. La música, en general, viene bien para conocerse a uno mismo. Os dejo esperando que los días aumenten un par de horas para hacer todo lo que quiero y, sobre todo, que se reduzcan esas cosas que debo hacer y se cambien por las que quiero hacer.

¡Pasad buena semana y seguid escuchando mucha y buena música! 🙂


Keaton Henson (Londres, 24 de marzo de 1988) es un cantautor de folk rock,indie folk, artista visual y poeta inglés.

Henson sufre de ansiedad y, como resultado de esto, rara vez ofrece conciertos. Su muestra de arte titulada “Hithermost” fue presentada en la galería Pertwee, Anderson & Gold de Londres en enero de 2013 y se vendió rápidamente. También publicó una novela gráfica sin diálogos titulada “Gloaming”, bajo la editorial Pocko, la cual es “esencialmente una guía de campo a un mundo espiritual más allá de nuestra realidad” y un libro de poesía llamado “Idiot Verse”.

 Tiene 4 álbums convencionales: Dear (2010), Birthdays (2013), Romantic Works (2014) y Kindly Now (2016).

Vía Wikipedia


I can see in your eyes that you mean it.
I can feel in your arms that it’s true.
And though I just heard myself say it,
Baby, I’m lying to you.

All of these years you’ve been lonely,
And knowing not what you should do.
And though you are right,
I’ve been looking as well.
Babe, I’m not looking for you.

I’m just as damn disappointed as you,
Only I just do better to hide it.
And the one thing that keeps me
from falling for you,
Is I’m truly alone and I like it.

As we lie in bed I feel lonely,
Though we’re young, I feel eighty years old.
And your arms around me are keeping me warm.
But baby, I’m still feeling cold.

And girl you must know you are lovely,
You’re kind and you’re beautiful too.
And I feel in some way I do love you
But babe, I’m not in love with you.

It may seem strange
that still I stay with you,
If it’s true you’re not really the one.
And why don’t I just keep on looking for her?
Because I found her and now she is gone.

Traducción (vía Songs in Translation)

Veo en tus ojos que hablas en serio
siento en tus brazos que es verdad
y aunque me oigo a mí mismo diciéndolo,
cariño, te estoy mintiendo.

Has estado sola todo este tiempo
sin saber qué hacer.
Y aunque tengas razón,
yo también he buscado
pero cariño, no te buscaba a ti.

Yo estoy igual de decepcionado que tú,
solo que se me da mejor ocultarlo.
Lo único que me impide
enamorarme de ti
es que me gusta la verdadera soledad.

Tumbado a tu lado me siento solo
aunque seamos jóvenes,
parece que tengamos ochenta años
tus brazos me rodean
y aun así, cariño, tengo frío.

Debes saber que eres encantadora,
buena y preciosa.
Y en cierto modo siento que te quiero
pero cariño, no estoy enamorado de ti.

Parecerá algo extraño
que siga contigo
si es verdad que no eres tú la adecuada.
¿Por qué no voy en busca de ella?
Porque ya la encontré
y después la perdí.

Con las ganas – Zahara (Mi canción de la semana XII)

¡Hola a todos! Espero que el otoño haya empezado genial para vosotros. Yo al fin he vuelto a tierras valencianas después de mi periplo en Almería, con mi máster en sexología bajo el brazo. Mientras escribo esto llueve, y me encanta, porque la lluvia y sus olores le vienen a la perfección a la canción que os traigo hoy, parece que el día quiera hablar de melancolías y de abrazos que dan calor, de ausencias, una mezcla perfecta, a veces necesaria.

Parece que el frío, la lluvia, esa taza de café humeante que hay sobre la mesa sean el complemento perfecto para este tipo de canciones, que atrapan, que desgarran, que llegan al fondo y nos hacen caer, que tocan. Hoy os traigo la canción perfecta para huir de todo, de todos, hoy os traigo Con las ganas, de Zahara.

Hace ya algunos años que conozco esta canción, y desde que comencé con esta secciónimage_content_13463792_20180826111412 supe que tarde o temprano formaría parte de ella, pero no ha sido hasta hoy cuando, haciendo “zapping” por la música que tengo en el móvil, he dado con ella y he sabido que tenía que escribir sobre ella.

Por más que pasa el tiempo, esta canción no me agota y sabe aportarme lo que necesito en el momento exacto, y es que soy de los que pasa los momentos tristes escuchando canciones tristes, y el que no lo haya hecho que tire la primera piedra. Descubrí la canción después de haber estado un tiempo escuchando la versión que tienen Zahara y Santi Balmes, de Love of Lesbian, de la canción Lucha de gigantes, de Antonio Vega. Me apetecía escuchar más de esa chica que cantaba con Santi, y merodeando por los relacionados de Youtube (bendito apartado), hice clic en esta canción. Y caí en el abismo.

Con las ganas habla de amor y de sexo, de pasión, de dos personas que juegan a quererse, de los primeros instantes, del aleteo de mariposas que sentimos, del distanciamiento, de ese ver que todo acaba y no querer hacerlo, de no poder hacerlo, del darse cuenta de lo que se ha perdido, de lo que perdemos. Nunca se han dicho tantas cosas en una sola canción, nunca de esta forma.

Esos primeros acordes de guitarra ya te envuelven en melancolía y desamor, luego ese “recuerdo que al llegar ni me miraste” que ya no olvidas. Cierras los ojos y sientes el desgarro de Zahara, sientes que ella también canta con los ojos cerrados. Poco a poco cuenta esa historia de querer, de juego y pasión, de cómo esa persona que no era nada acaba siendo todo, con calma, susurrando, llegando al alma. El instrumento de cuerda entra en escena y tú respiras, suspiras más bien, te retuerces en el desasosiego y la acompañas moviendo los labios, sin voz, con todo. La canción avanza, el dolor también, casi oyes estallar las grietas de la montaña que esa pareja construyó junta, se desmorona, un castillo de naipes que pierde fuerza sin que ni uno ni otro sepan cómo ha sucedido. Y duele, y mata, darte cuenta de que no eres capaz de olvidar, de echar de menos. Y es que nunca nos han enseñado a echar de menos. Por eso la canción no puede acabar de otra forma que con esa frase, que desgarra, que te deja tocado, ese

zahara-ticketea-acustico-kQyE-U60988736363frE-624x385@LeonoticiasMe moriré de ganas de decirte que te voy a echar de menos.

La canción acaba y sigues con los ojos cerrados. Eres incapaz de abrirlos, no quieres, no puedes. Envuelto en tristeza y melancolía, has bajado al más hondo de los infiernos y realmente cuesta volver al mundo real.

Joder… Es imposible escuchar esta canción y no estremecerse, no pensar en alguna historia personal, echar la vista atrás y hacer la canción tuya. O simplemente quedarse prendado del desgarro de Zahara. Es imposible no enamorarse de la canción y de la magia que desprende, no quedarse con esas frases sueltas y susurrarlas para ti mismo.

Tuve la suerte de poder ver a Zahara en directo en un concierto en Almería en el año 2012. Recuerdo que me fui algo enfadado porque no cantó esta canción y yo, básicamente, la necesitaba, escuchar su voz en directo, cerrar los ojos y dejarme llevar. Tiempo después leí que durante un tiempo no cantó esta canción porque estaba basada en una experiencia personal y le dolía hacerlo, así que respeto al 100% sus motivos, aunque yo me quedase con las ganas (guiño) (guiño). He de decir que me encantó aquel directo. Estuvo súper cercana con el público, hablando entre canción y canción, sintiendo lo que cantaba. Lo recomendaría una y otra vez.

Con las ganas no es, por supuesto, la única canción de esta cantante que merece la pena.51 Aún tengo que descubrir su nuevo disco, que acaba de salir y con el que va a empezar gira en próximas fechas, pero os puedo recomendar, sin lugar a dudas, canciones como Diciembre,  Olor a mandarinas, La canción más fea del mundo o Domingo astromántico, otra colaboración que tiene con el cantante Santi Balmes, sus voces unidas forman un espléndido tándem.

En fin, espero que tengáis una estupenda semana y que el frío no arrecie, después de un verano que ha durado seis meses, por lo menos, vienen bien estos días de manta y abrigo. Yo seguiré escribiendo y haciendo mil cosas a la vez, que no decaiga, espero meses de duro trabajo por delante, y bienvenidos sean, pues seguro serán sinónimo de felicidad tarde o temprano. Os iré poniendo al día.

Saludos! 🙂


María Zahara Gordillo Campos (Úbeda, Jaén, 10 de septiembre de 1983), más conocida como Zahara, es una cantautora española. Estudió educación primaria en el Colegio Público Sebastián de Córdoba y el grado elemental de música en el Conservatorio de Música de Úbeda. Cursó cuarto de ESO en el Instituto Francisco de los Cobos (Úbeda). Ya en la universidad se graduó en Magisterio Musical entre Almería y Granada. Es hija del primo del cantautor Joaquín Sabina.

El 26 de mayo de 2009 salió a la venta su primer álbum profesional, titulado “La fabulosa historia de…”, compuesto por 11 canciones y producido por Carlos Jean y Ricky Falkner para la discográfica Universal Music Spain. En la primera semana de lanzamiento se colocó en el puesto 23 de la lista de ventas de España. Su sencillo “Merezco” fue elegido como la canción oficial de la Vuelta ciclista a España 2009

El 22 de Noviembre, después de algún retraso logístico sale a la venta el álbum más personal, sincero y crudo de la Ubetense, de nombre “La Pareja Tóxica”. En él desgrana los dimes y diretes que tiene cualquier relación, ya sea amorosa, de pareja, de amistad, de trabajo, o simplemente la relación con uno mismo. Un álbum mucho más crudo y sin adornos que el anterior, grabado en directo con los músicos tocando a la vez y Ricky Falkner de director de orquesta. El resultado es un gran trabajo que aún sorprende aún más en directo causa de la fuerza y energía que Zahara y su banda le dan a las canciones.

A principios de este 2015, Zahara daba la noticia de, tras casi cuatro años de la salida del disco de “La Pareja Tóxica” de decenas de conciertos no sólo en España, también en otros países, se ponía en marcha la creación de su nuevo disco: SANTA. Y además, bajo su propio sello discográfico: G.O.Z.Z. Records.

Vía Wikiepdia



Letra

Recuerdo que al llegar ni me miraste / fui solo una más de cientos / y, sin embargo, fueron tuyos / los primeros voleteos / Cómo no pude darme cuenta / que hay ascensores prohibidos / que hay pecados compartidos / y que tú estabas tan cerca.

Me disfrazo de ti / Te disfrazas de mí / Y jugamos a ser humanos / en esta habitación gris / Muerdo el agua por ti / Te deslizas por mí / Y jugamos a ser dos gatos / que no se quieren dormir.

Mis anclajes no pararon tus instintos / ni los tuyos, mis quejidos / Y dejo correr mis tuercas / y que hormigas me retuerzan / Quiero que no dejes de estrujarme / sin que yo te diga nada / Que tus yemas sean lagañas / enganchadas a mis vértices.

Me disfrazo de ti / Te disfrazas de mí / Y jugamos a ser humanos / en esta habitación gris / Muerdo el agua por ti / Te deslizas por mí / Y jugamos a ser dos gatos / que no se quieren dormir.

No sé que acabó sucediendo / sólo sentí dentro dardos / Nuestra incómoda postura / se dilató en el espacio / Se me hunde el dolor en el costado / se me nublan los recodos / tengo sed y estoy tragando / no quiero no estar a tu lado.

Me disfrazo de ti / Te disfrazas de mí / Y jugamos a ser humanos / en esta habitación gris / Muerdo el agua por ti / Te deslizas por mí / Y jugamos a ser dos gatos / que no se quieren dormir.

Me moriré de ganas de decirte / que te voy a echar de menos…  / Y las palabras se me apartan / me vacían las entrañas / Finjo que no sé, y que no has sabido / Finjo que no me gusta estar contigo… / Y al perderme entre mis dedos
te recuerdo sin esfuerzo

Me moriré de ganas de decirte / que te voy a echar de menos.

Echo – Jason Walker (Mi canción de la semana X)

¡Hola a todos! Si os digo la verdad, hoy no pensaba escribir sobre ninguna canción. No tenía ninguna pensada y las ganas de escribir tampoco eran muchas, pero estas cosas suelen pasar, ves algo que te emociona y necesitas hablar de ello. Yo hace mucho que conozco esta canción pero no ha sido hasta hoy cuando la he visto en los relacionados de youtube y he sentido la necesidad de hablaros de ella, sin escucharla siquiera. Vaya poder el de la música, que atrae incluso sin entrar en tus oídos 🙂 Bueno, a lo que iba, hoy os traigo esta maravilla de canción de Jason Walker, hoy os traigo Echo.

Conocí a Jason Walker gracias a una amiga que me pasó justo esta canción. Esta amiga me tiene que pasar diez canciones para que me guste una, pero he de reconocer que cuando acierta en su recomendación lo hace de lleno. Y es que Echo me llegó al instante bien adentro, desde su piano inicial hasta el final, desde cada palabra hasta cada uno de los silencios en los que el cantante nos da una pequeña tregua, a veces tan necesarias en una canción…

Jason Walker-91890e33-c0e6-4337-8f84-5f158d91389aEcho habla de esos momentos en que necesitas gritar todo lo que sientes, que haya alguien a tu lado con quien sincerarte, liberarte por completo y arrojar toda la mierda que llevas dentro, desprenderte de ella, quitarte todo el peso que llevas arrastrando desde hace tiempo pero… no hay nadie… no hay nadie que ponga el hombro para que puedas llorar sobre él, no hay nadie que te sostenga para no perderte en el vacío, no hay nadie que te entienda y te dé ese consejo que tanto necesitas, o simplemente que te acompañe. No, nadie, solo un muro contra el que rebotan tus palabras, solo ese eco, como bien dice la canción, solo te contesta tu propio eco porque no hay nadie.

Y todo eso lo transmite la canción desde las primeras notas de piano, solitarias, que parecen estar tocando sobre ti, te tocan a ti. La voz entra plana, tranquila pero pronto empieza a crecer hablando de ese abismo al que te enfrentas cuando no tienes a nadie a tu lado, cuando te sientes solo sin querer estarlo. Luego vuelve el piano, que nos lleva a esa tregua de la que os hablaba antes, tan necesaria, tan sedante en esta ocasión.

Entonces entran batería y guitarra con más fuerza para ir preparándonos, Jason sigue tranquilo hasta el estribillo, que va creciendo, un estribillo en el que tú ya has cerrado los ojos y te imaginas en el abismo, solo, el viento corre fuerte a tu lado, lo oyes, entra por tus oídos y te empuja a lanzarte.

Y entonces la canción rompe del todo, y gritas con los ojos cerrados, tanto que no te oyes ni a ti mismo, arrojas al vacío todo lo que nadie quiere escuchar, todo el peso que cargas en tu espalda, te dejas la voz en cada palabra y piensas que apenas te queda aire para respirar.

Una tregua… Un descanso… Un respiro… Ese piano que te calma y da fuerza…

Y de pronto otro grito, porque aún no estás vacío, porque sigues arrastrando, porquemaxresdefault quieres destrozar ese muro contra el que chocan todas tus lamentaciones, y que alguien te conteste, que alguien te dé un abrazo, que alguien te apoye por una vez y recoja esa lágrima que dejas caer.

Y silencio… Y piano… ¿Hola? ¿Hay alguien? Quizá aún no, pero tú ya eres libre.

En fin. Creo que es imposible no emocionarse con esta canción, o por lo menos sentirse identificado con ella, porque todos en algún instante hemos pasado por ese momento, ese sentirse solo, ese no tener a nadie, aunque al instante siguiente alguien nos haya abierto los brazos.

He de decir que tardé bastante en buscar más cosas de Jason Walker, no sé por qué. Quizá me parecía imposible que superara una canción así y, por tanto, no tenía interés. Pero bueno, lo acabé haciendo y me encontré, por supuesto, sorpresas positivas. Y es que, por ejemplo, no puedo dejar de recomendaros la canción Down, de la que me he sentido tentado de hablaros (quizá lo haga en otra ocasión), además de Cry, canción que también deberíais estar escuchando ya mismo ;). Os diría más pero no las tengo suficientemente escuchadas como para dejarlas aquí.

Así que bien, eso es todo. Entramos ya en recta final de semana, lo mejor y lo peor, y solo os deseo que la aprovechéis al máximo y también que descanséis, que a veces también viene bien, y si el descanso viene acompañado de música siempre será mejor 🙂

Nos leemos!!!


Lamentablemente no he encontrado información sobre Jason 😦 Si alguien, me pudiese referenciar alguna web o algún dato sobre él se lo agradecería eternamente.


Letra

Hello, hello/ anybody out there? / cause I don’t hear a sound / alone, alone/
I don’t really know where the world is but I miss it now

I’m out on the edge and I’m screaming my namelike a fool at the top of my lungs /
sometimes when I close my eyes I pretend I’m alright but it’s never enough / cause my echo, echo / is the only voice coming back / my shadow, shadow / is the only friend that I have

Listen, listen / I would take a whisper if that’s all you have to give
but it isn’t, isn’t / you could come and save me / try to chase it crazy right out of my head

I’m out on the edge and I’m screaming my namelike a fool at the top of my lungs /
sometimes when I close my eyes I pretend I’m alright but it’s never enough / cause my echo, echo / is the only voice coming back / my shadow, shadow / is the only friend that I have

I don’t wanna be down and / I just wanna feel alive and / get to see your face again I don’t wanna be down and / I just wanna feel alive and / get to see your face again Once again / Just my echo, my shadow / youre my only friend

I’m out on the edge and I’m screaming my namelike a fool at the top of my lungs /
sometimes when I close my eyes I pretend I’m alright but it’s never enough / cause my echo, echo / is the only voice coming back / my shadow, shadow /

Hello, hello / anybody out there?

Traducción 

Hola, hola, ¿hay alguien ahí? / Porque no escucho nada / Solo, solo /No sé dónde está el mundo ahora mismo, pero lo echo de menos.

Estoy en el borde y grito mi nombre como un tonto con todas mis fuerzas / A veces, cuando cierro los ojos, finjo estar bien, pero nunca es suficiente / Porque mi eco, eco / es la única voz que me contesta / mi sombra, sombra / es la única amiga que tengo.

Escucha, escucha / Tomaría un suspiro si eso fuera todo lo que tuvieras que dar / Pero no lo es, no lo es / Tú vendrías y me salvarías, me perseguirías locamente, fuera de mi cabeza.

Estoy en el borde y grito mi nombre como un tonto con todas mis fuerzas / A veces, cuando cierro los ojos, finjo estar bien, pero nunca es suficiente / Porque mi eco, eco / es la única voz que me contesta / mi sombra, sombra / es la única amiga que tengo.

No quiero estar en el suelo / solo quiero quiero sentirme vivo / y ver tu rostro otra vez / No quiero estar en el suelo / solo quiero quiero sentirme vivo / y ver tu rostro otra vez / Una vez más / Solo mi eco, mi sombra / eres mi única amiga.

Estoy en el borde y grito mi nombre como un tonto con todas mis fuerzas / A veces, cuando cierro los ojos, finjo estar bien, pero nunca es suficiente / Porque mi eco, eco / es la única voz que me contesta / mi sombra, sombra.

Hola, hola / ¿hay alguien ahí?

Ya verás – Funambulista y Andrés Suárez (Mi canción de la semana VII)

¡Hola a todos! Llevo toda la tarde tarareando esta canción y, después de dos semanas sin pasarme por aquí, me he visto casi obligado a hablaros de ella. Llevo estrés acumulado y la falta de tiempo me impide escribir más pero hoy necesitaba y me apetecía contar todas mis sensaciones con esta canción y descubrirosla si es que no la conocéis. Hoy os traigo a Funambulista y su tema Ya verás, aunque hablaré de la versión realizada a dúo con Andrés Suárez, que es la que yo escucho siempre y recomiendo.

DSC0144r-Copiar-1024x685Diego Cantero y su banda llegaron a mí gracias, precisamente, a ésta canción. Como sabéis, soy un gran seguidor del cantautor Andrés Suárez, que acompaña a Diego en un acústico de esta canción que va rulando por youtube. Ya verás me salió en los relacionados de youtube cuando escuchaba al gran Andrés y, por curiosidad, le di al click. Hay que ver la de buenos cantantes que estoy descubriendo gracias a Andrés y los relacionados de youtube, buena mezcla.

Ya verás habla de ese amor que se ha ido pero aún sigue en tu vida, sigue en tu cabeza, en tus pensamientos, sigue cerca de ti aunque tú no quieras tenerlo ahí. Habla de la lucha contigo mismo por olvidarlo y quererlo, ese choque de trenes que nunca se sabe muy bien cómo acabará. Y sobretodo, habla de esa sensación que se da al entender que aunque a ti te cueste tanto olvidar, a ese amor no le ha costado tanto. Esa sensación cargante, que ahoga…

La canción me enamoró desde el primer instante. Las primeras notas de piano te hacen cerrar los ojos y pensar en él o ella, en ese alguien que todos tenemos y al que siempre pensamos en estas ocasiones. Al instante, Diego empieza a cantar y su voz característica, la letra de la canción en sí, provoca, al menos lo provoca en mí, la sensación de estar jodido y fastidiado, enrabietado por lo que hubiera podido ser y no ha sido. Luego el preestribillo, que acaba con ese “y tú tan guapa…” con el que cerramos los ojos de nuevo e imaginamos su sonrisa y todo lo bueno que nos transmitía.

Y entonces el estribillo, aún acompañado solamente por ese piano quemqdefault empequeñece el alma. La voz de Diego se sube y nos transporta a ese bar del que habla la letra de la canción, nos vemos a nosotros, en puntos opuestos de la escena, en puntos opuestos del alma, alegría y tristeza chocan, el olvido y el recuerdo, el cómo se pueden afrontar de dos maneras distintas una misma situación. Luego ya entra en escena el gran Andrés, que va subiendo más y más el tono y ritmo de la canción hasta que llega un estribillo a dúo en el que ya, definitivamente, solo te quedan ganas de gritar tan algo que no te escuches ni a ti mismo, de arrojar al mundo toda la mierda que has guardado, de desahogarte pero también de ahogarte por completo porque ves cómo al amor de tu vida no le importa una mierda el cómo estés, el cómo te sientas, que ha rehecho su vida sin pensar en ti.

Funambulista es un grupo que poco a poco se está haciendo conocido gracias a canciones como Quiero que vuelvas y Hecho con tus sueños, aunque a mi me llegan más algunos temas anteriores como Quédate, Sólo luz o Asuntos pendientes, canciones que, sin duda, os recomiendo ya que son totalmente mágicos y te llevan a cerrar los ojos, escuchar tranquilamente y dejarte llevar por la música y los sentimientos. He de decir, además, que son canciones que, al menos a mi modo de ver, mejoran muchísimo en directo. De hecho la mayoría de canciones que escucho son versiones acústicas que he ido encontrado por youtube. Creo que son temas a los que les va más el rollo íntimo y sin apenas arreglos del acústico. Yo lo disfruto más, y por ello estoy deseando tener la oportunidad de verlos en directo y comprobar las sensaciones que tengo desde casa.

En fin, os dejo aquí la versión de la que os he hablado de la canción, ese dueto entre Diego Cantero y Andrés Suárez que hace las mil delicias de gente como yo y, espero que a partir de ahora, de todos vosotros.

Espero que estéis pasando una estupenda semana y que siga así

Nos leemos!! 🙂


Funambulista es la banda liderada por el murciano Diego Cantero, uno de los jóvenes autores e intérpretes más reconocidos del país. Su trayectoria musical se inicia hace más de una década, cuando apenas superada la mayoría de edad comienza a recibir multitud de premios nacionales. Desde entonces ha publicado tres discos en solitario, hasta que en 2010 lanza su primer álbum bajo el nombre de Funambulista. Sus canciones han recibido más de cinco millones de visitas en Youtube y han alcanzado los primeros puestos en plataformas digitales y en las principales radios y televisiones musicales. Además, ha producido multitud de discos de otros grupos y compuesto canciones para importantes artistas y para televisión.

El pasado 21 de octubre vio la luz su nuevo disco “Quédate”, irrumpiendo en el nº11 de la lista oficial de ventas y manteniéndose en los primeros puestos en las semanas sucesivas a su publicación. Incluye grandes canciones como “Hecho con tus sueños 2014” (la canción de Suchard para estas navidades), “Quiero que vuelvas” (de la BSO de película ‘Perdona si te llamo amor’), “Quédate” (con Jorge Ruiz de Maldita Nerea), “Ya verás” (con Andrés Suárez) o “Tuvimos suerte” (sintonía de la serie ‘Familia’ de Telecinco)


Letra

No debí saber quién eras / no debí contar mis penas / Noviembre es siempre triste /y tú viniste proponiendo guerras.

Qué cosas se te ocurren / tú siempre tan concreta / y si volvemos a empezar, ¿qué tal? /Yo sin saber dónde mirar, … / y tú tan guapa.

Ya verás como me olvidas / y te encuentro en cualquier bar pegando saltos de alegría / y me dices que lo nuestro no era lo que merecías / seré cosas que se cuentan / vueltas de la vida.

Que yo te vi primero / sobraba lo demás / y cuando menos debo te vuelves a cruzar / se cae el mundo al suelo / que tengo lo que tengo, debo lo que debo y quiero lo que quiero / Como si no hubiera pasado el tiempo y fuera ayer / voy a acercarme lento esta vez / yo ya sabiendo que te irás, … / y tú tan guapa.

Ya verás como me olvidas / y te encuentro en cualquier bar pegando saltos de alegría / y me dices que lo nuestro no era lo que merecías / seré cosas que se cuentan / vueltas de la vida.