De las dudas infinitas – Supersubmarina (Mi canción de la semana XXVI)

¡Hola a todos/as!

¿Cómo lleváis la situación? Al menos ya tenemos algo más de libertad. Podemos tener esas cosas gratis que casi siempre valen más que todas esas otras por las que a veces pagamos un montón de dinero. Y es que, ¿qué precio tiene poder darle un abrazo a un familiar o a ese amigo al que hace tanto que no ves? ¿O compartir una comida con alguien a quien quieres? ¿O simplemente compartir un refresco o una cerveza con alguien mientras charláis de la vida? Creo que son cosas a las que nunca hemos dado el valor merecido y solo ahora nos hemos dado cuenta.

Aunque tampoco esta nueva situación es fácil. No sé si a vosotros os sucede, pero yo ahora tengo menos ganas de salir que nunca. Tampoco es que sea yo una persona de estar todo el día fuera de casa, pero siempre había disfrutado del aire libre. Ahora mismo se me hace muy cuesta arriba cosas tan básicas como ir al supermercado o tomar algo en el bar. Quizá es porque me he acostumbrado a la comodidad de estar en casa, donde no tengo que evitar a nadie, llevar mascarilla ni seguir ningún protocolo. Quizá. Pero no me gusta esta sensación. Quiero disfrutar de la calle, espero que la vieja normalidad no tarde en llegar.

Como pienso que la música es una de las cosas que más pueden hacer que todo vuelva a su estado natural, voy a intentar seguir recomendando canciones de manera más regular. Hoy os traigo a uno de mis grupos favoritos. Lleva acompañándome diez años y, desde el principio, supe que lo haría toda la vida. Sus canciones me emocionan y me elevan a partes iguales, me meten el ritmo en el cuerpo de una manera increíble. Hoy pasan por aquí Supersubmarina y su temazo De las dudas infinitas.

1576180410_897421_1576180718_miniatura_normal

Descubrí a Supersubmarina allá por 2011 gracias a la web Rockola fm. Por aquel entonces era de las primeras  (o al menos que yo conociera), que te recomendaba canciones según tu estado de ánimo o artistas que estuvieras escuchando. Recuerdo exactamente qué estaba haciendo y dónde cuando, de pronto, me saltó la canción Kevin McCallister y flipé. Me encantó el ritmazo que llevaba, esa fuerza, la potencia que desprendía la canción. Me puse a dar cabezazos dejándome llevar por la canción y luego a investigar como un loco todas las canciones del grupo. Se convirtió en poco en mi grupo preferido, el más escuchado.

Los llevaba puestos todo el día en los auriculares. Canciones como Supersubmarina, El encuentro, Puta vida o Ana tenían un ritmo brutal y me servían para desahogarme, para dejarme llevar y cantar a plena voz. Me encantaba ponerlos a todo volumen, cerrar los ojos y subirme con ellos, sentirme como en un concierto e impregnarme de su energía.

De las dudas infinitas vino tiempo después, con su segundo disco, que, a mi gusto, supera al primero y es el mejor de su discografía. Tiene letras más oscuras y canciones en general más elaboradas. Creo que dieron un salto de calidad importante, a pesar de que su primer disco ya me encantaba. Esta canción me impresionó creo desde la primera escucha y se convirtió en mi favorita.

Ya desde ese primer punteo inicial te sumerge en un estado onírico, como si estuvieras en un sueño o flotando en cualquier parte, en la más completa oscuridad, solo ante esa persona a la que le quieres decir tantas cosas. Cierras los ojos y relajas la respiración, pero el ritmo del corazón se acelera entonces parece como si le ofrecieras la mano a esa persona y empiezas a hablar, a cantarle todo.

La voz de Jose “el chino”, el cantante, aparece de manera suave, como si fuese un susurro. Lo hace para decirle a esa persona aquello que tantas veces ha dicho pero ella escucha: que siempre estará ahí, que la esperará. Y es que sucede muchas veces, decimos las cosas que sentimos y no nos escuchan o no nos quieren escuchar, el mensaje se pierde en el vacío y solo nos queda esperar a que esa persona abra los ojos y se de cuenta de quién está realmente a su lado.

La batería rompe y la canción sigue. La voz continúa acompañándonos como si fuese una nube a nuestro lado. Habla para recordar que a veces magnificamos el tiempo y lo vemos como algo irrecuperable, pero en realidad debemos ver más allá y darnos cuenta de que unos días, unos meses o incluso algunos años, no son nada en comparación con lo que nos queda por vivir.

Que queda más por vivir que el tiempo que se ha perdido.

foto-supersubmarinaLuego sube y recuerda algo clave que a veces no tenemos en cuenta: no sabemos en qué medida nos puede haber querido esa persona, no sabemos que quizá nunca recibiremos la misma cantidad de amor. Lo hace con esa frase que deja tan tocado qu eriza la piel: “que como yo a veces sueño nadie ha soñado contigo“.

Llega el estribillo y la canción rompe del todo, nos eleva a los cielos y nos hunde a los infiernos, todo al mismo tiempo. Destroza oír que seguirá esperando a esa persona y más destroza recordar que quizá esa historia se esté echando a perder por el miedo. Desgarra saber que quizá todo se está quedando en nada por estar asustada.

Y es que, ¿cuántas cosas nos habremos perdido por no ser capaces de lanzarnos al vacío?

El tema ofrece una pausa y luego sigue a ritmo suave, hablando de que seguirá al lado de esa persona pase lo que pase, cuando se sienta sola. No la quiere perder pero, sobre todo, no quiere sentirse perdido sin ella. A veces, ponemos tanto el rumbo junto a esa persona que, al final, la necesitamos como faro. Al final acaba siendo una isla y nosotros míseros náufragos que buscamos salvación.

Luego va subiendo para volver al puente y al estribillo y se convierte en infinita, en una canción que eriza la piel y te deja hundido y en volandas al mismo tiempo, que te hace pensar en esa historia que por circunstancias no ha sido y no sabes si será. El tema termina en un subidón final que destroza cual puñalada en el pecho pero que da un mensaje esperanzador, ese de que la luna no se apaga y su luz siempre nos guarda.

Tal vez haya que pensar en eso: a veces creemos que una historia tiene punto final pero solo es una pausa indefinida al acecho de que alguna de las dos partes se decida.

Me he desfogado a base de bien, pero pienso que esta canción tiene mucho jugo y lo merece. Adoro cómo provoca esa sensación de duelo pero esperanza a la vez, ese ascenso a los cielos y derrota en los infiernos. Me encantan ese tipo de temas.

De Supersubmarina os podría recomendar mil canciones, no en vano es uno de missupersubmarina-2016-04 grupos favoritos. Aparte de las que ya he mencionado más arriba, os divido las recomendaciones en dos grupos: por un lado, un tipo de canciones más enérgicas y bailables, de esas de cantar a plena voz como Cientocero, Canción de guerra, Santacruz, Hermética o Viento de cara; y por otro lado, canciones algo más tranquilas pero que tienen un aire soñador y de melancolía como esta, canciones como LN Granada o Para dormir cuando no estés.

Si os digo la verdad, el último disco me decepcionó un poco porque me faltaba algo de energía y garra, además de esa melancolía que les caracteriza, aunque me seguía gustando igual. Deseo y espero que se recuperen pronto del accidente que tuvieron hace unos años y puedan seguir con su carrera, ofreciéndonos canciones tan brutales como a las que nos tienen acostumbrados.

Además, tengo muchísimas ganas de verlos en directo de nuevo. Lo hice en 2012, con pase VIP para conocerles incluido, y me encantó. Me parecieron brutales y dejaron sobre el escenario una energía enorme. Fue sin duda uno de los mejores conciertos a los que he ido.

Y sin más os dejo. Espero que poco a poco estéis recuperando la normalidad, aunque no se le parezca a lo que teníamos antes. Pero bueno seguiremos escuchando y disfrutando de la música igualmente.

Ya sabéis que tenéis en Sotify una lista con todas estas canciones, aquí os la dejo. Además, os dejo también aquí un enlace a la lista Spotify que estoy haciendo con las canciones que voy recomendando en Twitter.

¡A seguir escuchando mucha y buena música!


Supersubmarina es una banda española de indie rock originaria de Baeza (Jaén). Está formada por José Chino (voz y guitarra), Jaime (guitarra solista), Pope (bajo) y Juanca (batería y percusión).

La idea de formar un grupo surgió en el 2005, cuando empezaron a tocar simplemente por diversión y en unas condiciones muy precarias. Uno de esos días que quedaron para tocar, introdujeron un arreglo a un tema que imitaba el sonido del mar, y de ahí salió el nombre original del conjunto.

No es hasta 2008 cuando empezaron a darle forma a “Cientocero“, su primer EP, que desde el 16 de diciembre se encontraba a la venta en formato digital. Está formado por cuatro canciones compuestas por ellos mismos. Cantan sobre los problemas cotidianos o las relaciones personales, pero lo hacen con un lenguaje propio y un estilo muy original. Tras este trabajo salió a la luz en 2009 un nuevo EP de título homónimo a ellos, “Supersubmarina“. En él publican otras cuatro canciones, algunas de las cuales aparecerán en su álbum debut.

A principios de 2010, Supersubmarina firmó por la compañía discográfica Sony Music para lanzar su primer disco. De título ‘Electroviral‘, recoge un compendio de 13 canciones, algunas de las cuales aparecieron en sus anteriores EP.

En mayo de 2011 se publica Realimentación, de nuevo bajo la firma Sony, lo que supone el tercer EP de la banda, conteniendo tan solo cuatro pistas a modo de extensión del LP Electroviral, ya que se mantiene el estilo enérgico de las canciones y constituye un paso más para que la banda se reafirme en el panorama musical español.

En las navidades de 2011 el grupo se dedica a maquetar los temas del que será su próximo disco “Santacruz”, que se publica el 22 de mayo de 2012, entrando al número 3 de ventas de los disco más vendidos en España. Se presentó en directo por todo el territorio español.

A principios de 2014, el grupo adelantó que se encontraba en el estudio grabando lo que sería su tercer LP. Ya el 23 de junio del mismo año, el grupo lanzó el primer sencillo del nuevo trabajo, Hasta que sangren. Además, revelaron que el título del nuevo trabajo sería Viento de cara.

Vía Wikipedia



LETRA

Vengo a decirte lo mismo / que tantas veces te he dicho / eso que poco me cuesta / y que tú nunca has oído / Pequeña de las dudas infinitas / aquí estaré esperando mientras viva.

Vengo a decirte que el tiempo / que ya llevamos perdido / es sólo un tiempo pequeño / en el cielo del olvido.

Que todo el daño que tengo / de lo que ya hemos sufrido / que no quise vivir de algo / para que hayas aprendido.

Porque como yo a veces sueño / nadie ha soñado contigo / que como te echo de menos / no hay en el mundo un castigo.

Pequeña de las dudas infinitas / aquí estaré esperando mientras viva / No dejes que todo esto quede en nada porque ahora estés asustada.

Vengo a decir que lo siento / aunque no tenga un motivo / para que cuando estés sola / sepas que a tu lado sigo.

Para que sientas que tienes / siempre a tu lado un amigo / Porque no quiero perderte / no quiero ser yo el perdido.

Porque como yo a veces sueño / nadie ha soñado contigo / que como te echo de menos / no hay en el mundo un castigo.

Pequeña de las dudas infinitas / aquí estaré esperando mientras viva / No dejes que todo esto quede en nada / porque ahora estés asustada.

Tranquila que la luna no se apaga / que su luz siempre nos guarda.

Vía musica.com

 

Million Reasons – Lady Gaga (Mi canción de la semana XXV)

¡Hola a todos/as! ¿Cómo lleváis el encierro? Supongo que para muchos son días complicados, estamos acostumbrados a hacer determinadas cosas con total libertad y es duro que no las quiten. Al menos creo que esto servirá para valorar las pequeñas cosas: beberte ese refresco o cerveza con los amigos en la terraza de un bar, salir a pasear al monte o asistir al concierto de tu grupo favorito. Creo que cuando todo vuelva a la normalidad, porque yo espero que volvamos a lo de antes, valoraremos más esos pequeños aspectos de la vida.

Creo que la cultura, en estos tiempos, se ha convertido en algo más importante de lo que ya era. Ver una película, leer un buen libro o escuchar una canción hacen que huyamos de toda esta situación por unos instantes y que disfrutemos. Ya sabéis que yo siempre os animo a que escuchéis música y descubráis canciones y grupos nuevos, pero ahora lo quiero hacer más que nunca.

La canción que os traigo hoy probablemente ya la conozcais, esta artista es una de las más importantes del mundo y sus temas suenan en todas partes. Pero creo que esta es su mejor canción y una de las más bonitas que he escuchado nunca, y no por ser conocida debo dejar de analizarla. Hoy os traigo un temazo que te llega al corazón y te rompe el alma, hoy suenan en este blog Lady Gaga y su canción Million Reasons. lmmarco49027779-gente-lady-gaga-instagram200216133951-1581856936460

No suelo escuchar a Lady Gaga, los temas que suele cantar, más dance o electrónicos, no son de un estilo de música que a mí me guste o que escuche por gusto, sino que casi siempre me la he encontrado por la radio o incluso en las discotecas. Pero debo reconocer que es una artistaza como la copa de un pino y que su voz es de las más poderosas del mundo.

Creo que incluso se la infravalora, quizá por relacionarse con este tipo de música o por alguna de sus extravagancias (véase cuando llevó un vestido hecho de carne). Pienso que la gente la ha tachado como una de tantas artistas que solo busca llamar la atención y no se ha centrado en su voz, en algunas de sus creaciones que son realmente complejas.

Como digo, a mí no me gusta la música electrónica o dance, así que no fue hasta que escuché canciones como este Million Reasons o incluso vi su actuación en Ha nacido una estrella, cuando la valoré como es debido.

Esta canción pone los pelos de punta desde el primer instante, desde que esas primeras notas de piano y guitarra te introducen en ella. Ya veis qué poco hace falta para ambientarte y desear cerrar los ojos para dejarte llevarte llevar. Luego la voz de Gaga entra poderosa y ya te envuelve del todo, va creciendo junto a la música y sientes cómo se va haciendo grande hasta el estribillo.

De momento aún hay calma, aún la canción es tranquila y te acompaña como si estuvieras en una nube que te va meciendo a su compás. Te cuenta poco a poco que alguien le está dando un millón de razones para que lo abandone, para dejarlo. Pero ella intenta aferrarse a algo, solo necesita un pequeño respiro, un pequeño refugio al que agarrarse para continuar. Pero no hay nada, solo razones para dejarlladygaga-gettyimages-634608864-1586277253o.

¿No os ha pasado nunca? Que haya una balanza enorme en la que caben un millón de razones que te llevan a abandonarlo todo pero tu te quieres quedar, quizá pensando en todo lo que fuisteis o en todo lo que querríais ser. Tal vez incluso porque lo idealizaste todo demasiado y, a pesar de que sabes que duele, solo te quedas con ese ideal que te hiciste.

El tema se toma un pequeño respiro después del primer estribillo y luego sigue creciendo, haciéndose más grande. La cantante nos cuenta que no deja de pensar en ello, que se mantiene en vilo, atenta a todo lo que pasa, como si hubiera dejado de respirar por unos instantes y su cuerpo estuviese esperando la orden para volver a hacerlo. Lo hace porque le dan rabia ese millón de razón, ese aluvión de motivos que le piden abandonar, que le llevan a parar y bajarse del mundo, dejar a esa persona con la que ha compartido tanto. Lo hace porque ya ni siquiera cree lo que le dice, ya no sabe si hay verdad en sus palabras, solo ve ese millón de razones por las que parar.

Pero no es fácil, ¿verdad? Por muchos motivos que te dé, por muchas razones que haya, siempre es complicado dejar a alguien con quien has compartido vida y alientos, alguien que te ha dado momentos felices y recuerdos imborrables, alguien que ha formado parte de ti.

La canción llega de nuevo al estribillo y Gaga intenta ver algo bueno incluso en aquellas cosas malas, intenta ver más allá e incluso ruega que le dé algún motivo por el que quedarse, se pregunta incluso por qué demonios no puede hacerle, por qué no puede mostrarle algo bueno.

15314Entonces rompe ya del todo y la canción se hace enorme. Cierro los ojos mientras música y voz se unen y se hacen grandiosas. Canto con ella a plena voz y desgarro mi alma a su compás, dejando que cada una de las notas se meta en mi pecho y llegue a lo más hondo. Me imagino a Gaga en un abismo desde el que canta angustiada, en el que pide desesperada que le dé alguna puñetera razón para quedarse. Un abismo desde el que grita que tiene un millón de razones para marcharse, pero solo necesita algo de esperanza, algo a lo que agarrarse.

Y es que a veces solo necesitamos eso para ser felices: un poquito de esperanza, un poquito de fe en la persona a la que queremos, a pesar de que haya un millón de razones que nos hagan querer abandonar.

Voy a intentar recomendar aquellas canciones que se alejan un poco de las típicas por las que se conoce a esta maravillosa mujer, ya que, como digo, creo que la gente solo se ha quedado con una imagen de ella y, día a día, nos demuestra lo polifacética y gran artista que es en muchísimos otros aspectos.

Desde luego os voy a recomendar Shallow, la principal canción de la película Ha nacido una estrella, film que también os recomiendo. Además, también sería genial que le echarais un vistazo a temas como Always remember us this way, Diamond Heart o Joanne, canciones donde se refleja con más claridad la potencia vocal de esta cantante, lo artista que es.

Además, os recomiendo ver en Netflix  Gaga: five foot two, un documental interesantísimo sobre su trabajo y en el que que se puede ver a la perfección lo enorme y profesional que es.

Y nada más, con esto os dejo. Espero que paséis estos días de la mejor manera posible y que no os preocupéis por no ser todo el rato productivos o por sentiros mal en ciertos instantes. Son muchos días encerrados ya y no es fácil estar bien todo el tiempo. Esperemos que todo acabe cuanto antes y al menos nos pueda dar un poco el aire.

Yo, mientras tanto, por si os aburrís, os dejo por aquí el enlace para comprar mi novela, tanto en físico como en digital.

Además, os dejo también aquí un enlace a la lista Spotify que estoy haciendo con las canciones que voy recomendando en Twitter. Y es que, al final, pase lo que pase, una de las cosas más importantes, como he dicho antes, es seguir escuchando música, porque nos ayuda hasta en los momentos más difíciles.

¡A seguir escuchando mucha y buena música!


Stefani Joanne Angelina Germanotta (Nueva York, 28 de marzo de 1986), más conocida por su nombre artístico Lady Gaga, es una cantante, compositora, productora, bailarina, actriz, activista y diseñadora de moda estadounidense. Nacida y criada en la ciudad de Nueva York, estudió en la escuela Convent of the Sacred Heart y asistió por un tiempo breve a la Tisch School of the Arts, perteneciente a la Universidad de Nueva York, hasta que abandonó sus estudios para enfocarse en su carrera musical. Fue así como irrumpió en la escena del rock en el Lower East Side de Manhattan y firmó un contrato con Streamline Records hacia fines de 2007. En la época en que trabajaba como compositora para dicha discográfica, su voz llamó la atención del artista Akon, quien la hizo firmar un contrato con Kon Live Distribution.

Gaga adquirió fama como artista tras el lanzamiento de su álbum debut, The Fame (2008), que incluye los sencillos «Just Dance», «Poker Face», «LoveGame» y «Paparazzi». Tras comenzar su gira The Fame Ball Tour, lanzó el EP The Fame Monster (2009), que contiene las canciones «Bad Romance», «Telephone» y «Alejandro». Su siguiente álbum, Born This Way (2011), llegó al primer lugar de varias listas de ventas y contiene sencillos como «Born This Way», «Judas», «The Edge of Glory» y «Yoü and I».​ Tras una lesión en la cadera que la forzó a cancelar la gira, la artista se tomó un descanso y posteriormente lanzó su tercer álbum de estudio, Artpop (2013), que se convirtió en su segundo álbum número uno en Estados Unidos y contiene las canciones «Applause» y «Do What U Want». Su cuarto álbum de estudio fue Cheek to Cheek (2014), un álbum de jazz en colaboración con Tony Bennett que se convirtió en su tercer álbum número uno en Estados Unidos.

 Meses más tarde, publicó su quinto álbum de estudio, Joanne (2016), que incluye el tema «Million Reasons». En 2018, Gaga debutó en el cine en la película A Star Is Born, la cual fue un éxito en crítica y taquilla.

Vía Wikipedia



You’re giving me a million reasons to let you go / You’re giving me a million reasons to quit the show / You’re giving me a million reasons / Give me a million reasons / Giving me a million reasons / About a million reasons

If I had a highway, I would run for the hills / If you could find a driveway / I’d forever be still / But you’re giving me a million reasons / Give me a million reasons / Giving me a million reasons / About a million reasons

I bow down to pray / I try to make the worst seem better / Lord, show me the way / To cut through all his worn out leather / I’ve got a hundred million reasons to walk away / But baby, I just need one good one to stay

Head stuck in a cycle / I look off and I stare / It’s like that I’ve stopped breathing / But completely aware / Because you’re giving me a million reasons / Give me a million reasons / Giving me a million reasons / About a million reasons

And if you say something that you might even mean / It’s hard to even fathom which parts I should believe / Because you’re giving me a million reasons / Give me a million reasons / Giving me a million reasons / About a million reasons

I bow down to pray / I try to make the worst seem better / Lord, show me the way / To cut through all his worn out leather / I’ve got a hundred million reasons to walk away / But baby, I just need one good one to stay

Oh, baby I’m bleeding, bleeding / Stay, hey /Can’t you give me what I’m needing, needing? / Every heartbreak makes it hard to keep the faith / But baby, I just need one good one / Good one, good one, good one, good one, good one

When I bow down to pray / I try to make the worst seem better / Lord, show me the way / To cut through all his worn out leather / I’ve got a hundred million reasons to walk away / But baby, I just need one good one, good one / Tell me that you’ll be the good one, good one / Baby, I just need one good one to stay

TRADUCCIÓN

Me estás dando un millón de razones para dejarte ir / Me estás dando un millón de razones para abandonar el show / Me estás dando un millón de razones / Me das un millón de razones / Me estás dando un millón de razones / cerca de un millón de razones.

Si tuviera una autopista, correría a buscar refugio / Si pudieras encontrar un acceso / me quedaría parada para siempre / Pero me estás dando un millón de razones / Me das un millón de razones / Me estás dando un millón de razones / cerca de un millón de razones.

Yo me inclino para rezar / intento hacer que lo peor parezca mejor / Señor, muéstrame la manera / de rasgar y atravesar todo su desgastado cuero / Tengo un millón de razones para marcharme / pero cariño, solo necesito una buena (razón) para quedarme.

La cabeza atrapada en un bucle / miro a lo lejos y observo / es como si hubiera dejado de respirar / pero de forma totalmente consciente / Porque me estás dando un millón de razones / Me das un millón de razones / Me estás dando un millón de razones,
cerca de un millón de razones.

Y si dices algo que puede que incluso sientas de verdad / es difícil desentrañar qué partes debería creer / Porque me estás dando un millón de razones / Me das un millón de razones / Me estás dando un millón de razones / cerca de un millón de razones.

Yo me inclino para rezar / intento hacer que lo peor parezca mejor / Señor, muéstrame la manera / de rasgar y atravesar todo su desgastado cuero / Tengo un millón de razones para marcharme / pero cariño, solo necesito una buena para quedarme.

Oh, cariño, estoy sangrando, sangrando / Quédate, eh / ¿No puedes darme lo que necesito, necesito? / Cada desengaño hace que sea difícil mantener la fe / pero cielo, solo necesito una buena / una buena, una buena, una buena, una buena.

Cuando me inclino para rezar / intento hacer que lo peor parezca mejor / Señor, muéstrame la manera / de rasgar y atravesar todo su desgastado cuero / Tengo un millón de razones para marcharme / pero cariño, solo necesito una buena, una buena / Dime que tú serás el bueno, el bueno / Cariño, solo necesito una buena para quedarme.

Letras vía letraseningles.es

 

 

 

Stop crying your heart out – Oasis (Mi canción de la semana XXIV)

¡Hola a todos/as! ¿Cómo lleváis estos primeros días en casa? Yo de momento lo llevo bien. Me encantan los planes en la calle, ir un día a un concierto, quedar en la casa de algún amigo/a para echar una play y juegos de mesa con una cerveza en la mano, salir a coreer o ir al gimnasio… Pero, a la vez, me gusta mucho estar conmigo mismo, pasarme una tarde entera leyendo, ver alguna serie o película, escribir, tocar la guitarra… Creo que me llevo muy bien conmigo mismo y eso es vital en momentos así: poder convivir con tu propia mente sin volverte loco.

Llevaba desde septiembre sin pasarme por esta sección y durante estos meses mi vida ha cambiado bastante. Me fui de nuevo a Barcelona a ejercer como profesor y lo cierto es que estoy mejor de lo que me hubiera pensado, los cambios nunca son fáciles, a pesar de ser esperados. El miedo siempre mantiene esa vocecita en el cerebro que anticipa todo lo negativo que puede suceder, aunque la mayoría de veces no se haga realidad. Supongo que, al final, lo importante es dejarse llevar y no hacer caso a las voces, simplemente dejarte llevar más por los impulsos.

Y creo que esta canción trata justo de eso, del dejarse llevar, de que a veces no podemos cambiar las cosas y debemos dejarlas tal y como son, del no tener miedo y seguir adelante. Hoy os traigo un temazo que es melancolía y a la vez aliento, es cerrar los ojos y pensar en ti mismo, en esa persona por la que hacemos llorar a nuestro corazón. Hoy vengo con una canción mítica, con un grupo que ni siquiera necesita presentación. Hoy tenemos por aquí a Oasis y su Stop crying your heart out.

CSNL5IJXHH3QMBXZOAPXYHLNVU

Debo reconocer que no escucho con asiduidad a Oasis. Sí, sé que son un grupo mítico del rock internacional y si me sale cualquier canción suya en Spotify, por ejemplo, me gusta y me paro a escucharla, pero no es un grupo que escucharía por decisión propia. De hecho, las únicas canciones que conozco son su archiconocida Wonderwall y esta misma.

Descubrí esta canción gracias a una maravillosa película llamada El efecto mariposa. El film gira entorno a Evan, el cual descubre que puede viajar al pasado y cambiar su forma de actuar en determinado momento, algo que supongo que a muchos nos gustaría hacer pero que, como la peli nos enseña, no tiene por qué dar un resultado positivo.

Y es que, esto es lo más importante, cada pequeño acto tiene consecuencias y estas pueden ser desastrosas o, al menos, no tan buenas como pensábamos.

Desde el principio, con ese piano, con esas notas tan sencillas, la canción ya nos envuelveoasis en una atmósfera mágica y melancólica a la vez, como si estuviéramos rotos desde el principio, tirados en el suelo pidiendo ayuda. La canción ya nos avisa, nos pide que aguantemos, que no tengamos miedo, que tal vez el destino está escrito y no podemos hacer nada para cambiarlo, pero que, a pesar de que pensemos que estamos envueltos de oscuridad, quizá ese mismo destino del que nos quejamos nos tenga preparado algo bueno.

Luego la canción va creciendo y se va haciendo más esperanzadora, la música nos abraza y guitarras, piano y violines se funden para darle luz, para iluminar poco a poco nuestro camino y pedirnos que seamos nosotros mismos, que no nos preocupemos, que algún día nos daremos cuenta de hacia dónde vamos.

Y que las personas van y vienen. Que, como las estrellas, aparecen y se desvanecen a lo largo de nuestra vida y no debemos tener miedo por ello, pues las realmente importantes, aquellas que nos han aportado algo, aquellas que forman parte de nuestro destino, nos acompañarán toda nuestra existencia. Incluso más allá.

La canción se va haciendo más grande y su melodía nos da la mano, nos invita a cerrar los ojos y levantarnos, nos recuerda que no debemos tener miedo, de que no podemos cambiar aquello que ya ha sucedido, que tenemos que afrontar las cosas con valentía y aceptar que es nuestro destino, a que veces las cosas no son como queremos pero que debemos buscar siempre la parte positiva, que siempre la hay.

Y creo que lo más importante: que nunca dejemos de ser nosotros mismos, que hagamos las cosas a nuestra manera sin pensar en las consecuencias, que vivamos el momento según como sintamos. Esto me parece vital. Muchas veces dejamos de hacer algo porque pensamos que en el futuro nos dolerá o porque creemos que no va a ser positivo para nosotros, a pesar de que tengamos un montón de ganas de llevarlo a cabo, a pesar de que sea algo que nos lo pide el corazón, a pesar de que sintamos que es lo que queremos hacer.

Y es que, a veces, deberíamos pensar más en el querer que en el deber.

Oasis-04-06-19-aTotal, si no sabemos las consecuencias de nuestros actos, si se supone que el destino está escrito, ¿no será mejor dejarse llevar? ¿no será mejor vivir el momento? Total, como dice la canción, somos todas las estrellas y estamos desapareciendo, así que vivamos, seamos a nuestra manera y no dejemos que nuestro corazón llore.

La canción es maravillosa hasta el final, cuando la voz se apaga y nos deja en una apoteosis de instrumentos y magia en la que solo apetece gritar que es cierto, que no podemos cambiar ciertas cosas y lo mejor es vivir el momento. Luego ese apogeo se va apagando y nos lleva a cerrar los ojos, a encontrar esa paz que necesitábamos y que nos hace replantearnos muchas cosas, que nos trae la calma y el afrontar las cosas de otra manera.

Porque sí, al principio creo que nos encontramos el aura de la canción más melancólica del mundo, pero creo que a lo que invita de verdad es a la esperanza. O yo, al menos, con eso me quedo.

A lo largo de la escritura de este post, he ido escuchando bastante canciones del grupo y lo cierto es que me han gustado mucho. Tienen un aire de canciones de estadio, melancólicas y a la vez épicas, geniales sobretodo a nivel instrumental pero cuyas melodías también te invitan a tararear rápidamente. Os recomendaría, aparte de Wonderwall, que ya he mencionado anteriormente, temas como Whatever, Don’t look back in anger, Stand by me o Live forever, canciones que, probablamente habréis esccuhado y cantado en más de una ocasión pero que, quizá, no sabíais que eran de ellos si no seguíais al grupo.

Y poco más, espero que, durante este encierro, estéis agusto con vosotros/as mismos/as, que aprendáis incluso a aburriros y a no hacer nada, porque, a veces, es en esos momentos cuando salen las mejores ideas. Creo que una de las cosas más importantes de este mundo es aprender a estar bien solo sin depender de los demás, conocerse a uno/a mismo/a y poder así quererse y entenderse más. Quizá es este el momento de conseguirlo.

Yo, mientras tanto, por si os aburrís, os dejo por aquí el enlace para comprar mi novela, tanto en físico como en digital.

Además, os dejo también aquí un enlace a la lista Spotify que estoy haciendo con las canciones que voy recomendando en Twitter. Y es que, al final, pase lo que pase, una de las cosas más importantes es seguir escuchando música, porque nos ayuda hasta en los momentos más difíciles.

¡A seguir escuchando mucha y buena música!


Oasis fue una banda de britpop y rock alternativo británica formada en Mánchester en 1991. En sus inicios, conocidos como The Rain, el grupo contaba en sus filas con el cantante Chris Hutton, el guitarrista Paul Arthurs, el bajista Paul McGuigan y el baterista Daniel Alexander, a los que más tarde se unirían en 1990 Liam Gallagher en la voz y Tony McCarroll como batería y el último que se unió obtuvo el papel de compositor, guitarrista principal y cantante secundario el hermano mayor de Liam, Noel Gallagher.

Los hermanos Gallagher fueron los líderes y compositores del grupo. Vendieron más de 100 millones de copias a nivel mundial3​ y, hasta antes de la separación del grupo, Liam Gallagher era el único miembro original que había permanecido en él. Los hermanos Gallagher fueron también reconocidos por sus constantes peleas entre sí y con otros grupos y artistas, como Blur y Robbie Williams, las cuales propiciaron su aparición en múltiples ocasiones en la prensa sensacionalista.4​ Tras la deserción de Paul Arthurs, Paul McGuigan, y más tarde la de Alan White, la alineación final se completaría con el guitarrista Gem Archer, el bajista Andy Bell y el baterista Chris Sharrock, aunque finalmente el último miembro en abandonar el grupo, ocasionando así su disolución, fue Noel Gallagher.5

Debido a las 15 millones de copias vendidas de su álbum debut Definitely Maybe, a las 30 millones de copias vendidas de su segundo álbum (What’s the Story) Morning Glory?1​ y al hecho de que su tercer álbum Be Here Now se convirtiera en el disco más rápidamente vendido en la historia del Reino Unido con 520 000 copias vendidas tan solo el día de su puesta a la venta, Oasis ha sido considerado como uno de los grupos musicales más importantes en la historia musical de Reino Unido.

Aparte de los tres álbumes mencionados, tienen otros tres: Standing on the Shoulder of Giants, Heathen Chemistry, Don’t Believe the truth y Dig out your soul.

Vía Wikipedia



Hold up / Hold on / Don’t be scared/ You’ll never change what’s been and gone.

May your smile / Shine on / Don’t be scared / Your destiny may keep you warm.

Cause all of the stars / Are fadin away / Just try not to worry / You’ll see them some day / Take what you need / And be on your way / And stop crying your heart out

Get up / come on / Why you scared / You’ll never change what’s been and gone

Cause all of the stars / Are fadin away / Just try not to worry / You’ll see them some day / Take what you need / And be on your way / And stop crying your heart out

Cause all of the stars / Are fadin away / Just try not to worry / You’ll see them some day / Take what you need / And be on your way / And stop crying your heart out

We’re all of us stars / We’re fadin away / Just try not to worry / You’ll see us some day / Just take what you need / And be on your way / And stop crying your heart out

Stop crying your heart out / Stop crying your heart out / Stop crying your heart out

TRADUCCIÓN

Soporta / Resiste / No tengas miedo / Nunca cambiaras lo que ha sido y fue

Puede que tu sonrisa / Ilumine / No tengas miedo / Tu destino puede mantenerte cálido

Porque todas las estrellas / Están desapareciendo / Simplemente trata de no preocuparte / Las veras algún día / Toma lo que necesitas / Y sé a tu manera / Y deja de hacer llorar a tu corazón

Levántate / Vamos / ¿Por qué tienes miedo? / Nunca cambiaras lo que ha sido y fue

Porque todas las estrellas / Están desapareciendo / Simplemente trata de no preocuparte / Las veras algún día / Toma lo que necesitas / Y sé a tu manera / Y deja de hacer llorar a tu corazón

Porque todas las estrellas / Están desapareciendo / Simplemente trata de no preocuparte / Las veras algún día / Toma lo que necesitas / Y sé a tu manera / Y deja de hacer llorar a tu corazón

Somos todas las estrellas / Estamos desapareciendo / Simplemente trata de no preocuparte / Nos verás algún día / Simplemente toma lo que necesitas / Y sé a tu manera / Y deja de hacer llorar a tu corazón

Y deja de hacer llorar a tu corazón / Y deja de hacer llorar a tu corazón / Y deja de hacer llorar a tu corazón

Letras vía letras.com

 

 

 

Rosa y Manuel – Andrés Suárez (Mi canción de la semana XXIII)

¡Hola a todos/as! ¿Qué tal septiembre? Me encanta este mes, creo que marca el cierre de una etapa y el inicio de otra. Siempre he considerado que año nuevo se enmarca mejor en esta época que en enero. En enero todo continúa, en septiembre todo cambia.

Este septiembre para mí está significando más un alargue del verano que el inicio de una nueva etapa, la cual vendrá en octubre. Durante ese mes volveré a Barcelona a trabajar como docente y, mientras tanto, sigo en el bar en el que llevo trabajando desde hace un par de años. Además, sigo con las presentaciones de mi novela, La chica de las mariposas. La de mi pueblo fue genial, nunca me he sentido más arropado por lo míos e incluso gente con la que no había hablado en la vida me felicitó. He tenido la inmensa suerte de presentar en Madrid, cosa que no hubiera imaginado nunca, este sábado toca en Alicante y pronto, tal vez, tocarán Barcelona y Valencia. No sé qué más puedo pedir.

Pero bueno, no he venido hoy a hablar de mi libro, eso lo hago aquí, hoy os traigo una nueva canción, un tema que llevo escuchando desde hace años, pero del cual me decido a hablar ahora. Hoy os traigo una canción que es melancolía y recuerdos, tristeza, de esas de cerrar los ojos y pensar en qué sucedería si algún día olvidaras la historia de tu vida. Hoy vengo con una inmensidad llamada Rosa y Manuel, de Andrés Suárez.

Descubrí a Andrés cuando en los relacionados de Youtube me salió una de las canciones andres_suarezde la serie “Canciones que no debí componer“, algunos temas que el artista dejó solamente en esta plataforma. Recuerdo que a mí no me gustaba especialmente la música de autor. Había intentado escuchar sin mucho éxito a otros cantautores como Ismael Serrano o Sabina y, realmente, no me decían nada. Pero noté en Andrés algo distinto, era dulce y tenía una enorme fuerza a la vez, parecía que me cantaba a mí, que directamente hablaba de mí, que sentía sus canciones de verdad.

Rosa y Manuel habla de una de las enfermedades más aterradoras que creo que existen: el alzhéimer. Y es que, ¿puede haber algo peor que olvidar todo aquello que has amado, ir a esos lugares que cuentan tu historia  y no reconocerlos, mirar los rostros de aquellas personas por las que diste la vida y no saber quién son, amar a alguien y no saber por qué? Me parece lo más horrible y triste que puede pasar en el mundo. Ya lo dice Andrés justo antes de arrancar a cantar: “va más allá de la propia muerte”. Ya lo creo. Cuando mueres se acaba todo, cuando olvidas, simplemente, no entiendes nada, mueres por dentro y solo quedan los restos de lo que un día fuiste.

El mismo Andrés cuenta la raíz de esta canción. Rosa y Manuel son, en realidad, Soledad y Mundo, los abuelos del propio artista. Cuenta Andrés que cuando Mundo murió, cuando se fue “a recordarlo todo”, Soledad se encontró un papel en su habitación con una sola línea escrita: “recuerda, tú que puedes”. Y joder, me parece que esa frase resume todo: la enfermedad, el amor, lo que debería ser. Recuerda, tú que puedes, recuerda nuestra historia para que no quede en el olvido, recuerda tan fuerte lo que fuimos para que, de alguna manera, los recuerdos sigan en mí, recuerda por mí todo cuanto yo no puedo recordar.

La canción no es solo bonita por la historia que cuenta. El tema comienza con un tarareo que parece, más bien, una canción de cuna que evoca nuestros propios recuerdos, todas aquellas historias que no querríamos olvidar, que nos hace cerrar los ojos y empezar a caminar de su mano. Luego canta a susurros, aún solo acompañado de su guitarra, con la que nos sitúa en el escenario de la historia, con la que ya sabemos que Manuel se ha hecho pequeño, que ya no recuerda, que ya no depende solo de él, que ya no es el rey de ese palacio. Y lo siente.

andres-suarez-bioEn ese cerrar de ojos vemos a Rosa recoger ese papel, leerlo y apretarlo contra el pecho, ese “recuerda, tú que puedes” que dice todo. Y joder, ¿qué haríamos nosotros?

Pues lo que hace Rosa cuando aparecen cuerdas y piano en escena y la canción empieza a hacerse enorme: enseñarle las fotos que cuentan su historia, hablarle de ellos dos, cuidarlo como le enseñó su corazón, a pesar de que él no responda, a pesar de que no sepa quién es, arreglarse como si tuviesen 15 años y fueran a tener su primera cita.

Recordarlo todo por los dos.

La canción sigue haciéndose grande gracias a la suavidad de Andrés al cantar, gracias a la fuerza que siguen dando cuerdas y piano. Seguimos con los ojos cerrados cuando habla Manuel y dice que el dolor desaparecerá cuando él se marche a recordarlo todo, que entonces será cuando, por fin, será él quien cuente su historia. Que le pedirá perdón por todo aquello que ha olvidado. ¿Os lo imagináis? Darse cuenta de que los recuerdos se desvanecen, que lo intentas con todas tus fuerzas y no eres capaz. Que tú mismo/a te vas desvaneciendo con ellos porque se llevan parte de ti.

No sé quién lo pasa peor: si la persona que olvida o la persona olvidada.

Y por último, el apoteósico final. Ese tarareo de cuna que vuelve para calmarnos y con el que parece que flotamos y esa subida al cielo con la que es imposible no estremecerse y temblar, ese adiós final que, más bien, es un hasta luego porque Rosa y Manuel algún día se reencontrarán y podrán recordarlo todo.

Andrés Suárez tiene canciones maravillosas, este Rosa y Manuel es solo una de ellas. Yo me quedaría con Benijo, de la cuál tenéis aquí el análisis y que, creo, es mi canción favorita de siempre. Pero también os recomendaría una y mil veces temas como Tengo 26, Más de un 36, Piedras y charcos o Hay algo más. Aunque debo decir que, últimamente, la música de Andrés me está decepcionando, suena a tópico pero creo que ha dado un giro mucho más pop y comercial y que sus canciones han perdido la fuerza y magia que tenían al intentar agradar a todo el mundo. Es una simple opinión, supongo que los artistas deben evolucionar y no quedarse anclados en lo de siempre, pero yo me quedo con el Andrés de Moraima y discos anteriores.

Tuve la suerte de que fue en esa época cuando vi a Andrés en concierto en Almería, fue una noche súper íntima y en la que el músico estuvo en permanente interacción con el público y cantó con todas sus ganas y fuerza, así que solo con eso ya me dejó eternamente feliz.

Y nada, aquí lo dejo, espero que terminéis este septiembre de manera genial, que los cambios que os haya traido estén siendo para bien y, si no, que poco a poco vayáis recuperando el rumbo perdido.

¡A seguir escuchando mucha y buena música!

Andrés Suarez (Ferrol, 16 de abril de 1983) es un cantautor español.


A los catorce años monta su primer grupo en su ciudad natal, Ferrol (Galicia, España). Desde entonces pasa por distintos grupos de pop y rock hasta viajar a Santiago de Compostela. Allí se hace cantautor, actúa por los locales de la zona vieja y graba su primer disco, De ida, con una distribución de casi tres mil copias y que le lleva de gira por todo el país.

Se marcha a vivir a la capital de España y de la Comunidad de Madrid, Madrid ese mismo año y, en el Café Libertad 8, conoce a Tontxu, famoso cantautor español. Éste decide estrenarse como productor musical con el nuevo disco de Andrés, Maneras de romper una ola, que le lleva un par de años. Finalmente sale en el año 2008. Con este trabajo consigue vender, sin apenas promoción, casi cinco mil copias, además de recorrer buena parte de las salas de conciertos de toda España dando conciertos y recitales.

El día 4 de octubre de 2011 comienza la promoción de su tercer disco, Cuando vuelva la marea, cuyo primer single se titula Lo malo está en el aire.

El 16 de Abril de 2013 se publicó el nuevo álbum, llamado Moraima el cual hace referencia a un nombre de mujer, el mismo Suárez afirma que “La música es mujer”

El 2 de junio de 2015 se puso a la venta su álbum Mi pequeña historia, alegando que se había “quedado vacío” en cuanto a sus sentimientos, ya que habían sido publicados en este disco.

El día 26 de mayo de 2017 publica su séptimo álbum llamado Desde una ventana.

El día 5 de octubre de 2017 publica su primer libro titulado Más allá de mis canciones.

El día 31 de agosto de 2018 publica mediante distribución digital una versión de su canción Tal vez te acuerdes de mí (incluída en Desde una ventana) junto con Nina, de Morgan.

Vía Wikipedia


 


Tu nombre es una planta que hay delante del portal aún lo recuerdo / El nombre de la calle se parece al del mantel pero al revés / La playa que hay a un lado debería contar algo / que hicimos de jóvenes / Te veo tan bien / Supongo me miras extraño por no hacer de rey de este palacio / no conocer el reino pues ayer tuvieron que irme a recoger / a una casa arruinada creo que vio nacer a alguien y hoy te juro no sé quien es / A veces alguien llora mientras duermo / y Rosa aprieta el pecho contra el tallo / y Rosa se marchita en un papel / que se encontró limpiando entre caricias y recuerdo que firma bajo Manuel:

“Recuerda tu que puedes” / “Recuerda tú que puedes”

Y ella le enseña las fotografías / y él le pregunta ¿este niño quién es? / Y si Manuel se nubla ella lo abriga y hasta olvida que ayer le enseño a comer / Y el niño de la foto ya ni asoma / cansado que vivir no es responder / Y rosa que aún se arregla cada tarde le asegura mañana sabrás volver / al hogar que hicimos juntos media vida y en el sueño habla Manuel:

Amor se te olvide la pena / cuando un día me duerma / y se acabe el dolor / y te hablaré de todo / No olvidare los pasos / bailando en el salón / te pediré perdón por olvidarme / de nuestra fecha amor / Y me vestiré solo / Y correré hasta el parque / donde un niño en la tarde conmigo se enfadó / por no devolver el beso, el abrazo / que llorando me dio

Amor / y cuidarás los rosales / que planté antes del viaje / les cantaras por mi cualquier canción / Amor / y volveré cualquier tarde / para conmigo llevarte / y no recordarte tanto
corazón / adiós

Oscuras las trincheras

He soñado con un mundo donde las vallas no impiden el paso.

He intentado encontrar las respuestas que no encuentro en la realidad.

Son oscuras las trincheras que no dejan pasar la luz y aquellas barreras que ha inventado el hombre, que no existen para ti. Son oscuras las trincheras que occidente me ha obligado a hacer.

He soñado con un mundo que no pida nada por la libertad.

He buscado debajo de las piedras de mi pueblo devastado.

Y ya no encuentro las palabras que hablan de un futuro mejor, ni aquellas banderas que nos prometieron que nunca más tendríamos miedo. No encuentro las palabras, ya no tiene sentido la muerte.

He soñado que nadie pierde la vida en aquellos mares.

He llorado al ver aquellas balas clavadas en mis hermanos.

Son oscuras las trincheras que no dejan pasar la luz y aquellas barreras que ha inventado el hombre, que no existen para ti. Son oscuras las trincheras que occidente me ha obligado a hacer, hijas de una guerra que no pido, no necesito ni entiendo. Son oscuras las trincheras y correrá nuestra voz.

Las miradas y la sonrisa son cosas que no me podrán quitar si no tengo libertad. Las cadenas de mi pueblo serán rotas, olvidadas e impregnadas de la sangre que luchó.

Ya no caerán más lágrimas de mis ojos ni de aquellos inocentes que perdieron la vida mirando al cielo. Y juntos, cogidos de la mano, mirando hacia adelante, saltaremos las vallas que nos abandonaron a futuros quemados por la oscuridad.

Normalmente no os dejo aquí las canciones que subo a Youtube, pero esta está compuesta por mí y estoy especialmente orgulloso de la letra por todo lo que cuenta, así que la traducido a castellano y la he adaptado un poco en forma de relato/reflexión.

¡Espero que os guste!